jueves, 9 febrero 2023

Este gesto habitual te puede costar 200 euros de multa

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha endurecido mucho las leyes y las normativas sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Cualquier distracción al volante puede costar una multa económica cada vez más alta y una mayor pérdida de puntos del carnet. El objetivo es reducir drásticamente los accidentes viales e intentar que las carreteras españolas sean cada vez más seguras.

El nuevo reglamento de la DGT se ha puesto tan estricto que considera como sanción gestos tan comunes como morderse las uñas conduciendo. Esta es una de las inclusiones más llamativas, aunque los principales cambios se centran en endurecer las multas por no respetar la distancia de seguridad al adelantar ciclistas, no utilizar el cinturón de seguridad, o saltarse alguna señal. Y, por supuesto, el uso del teléfono móvil, que ha sido uno de los principales protagonistas de esta reforma de la normativa.

Multa por morderte las uñas al volante

Conviene conocer los cambios que ha incluido la DGT para no llevarse una inesperada multa. Tienes que saber que el mero hecho de morderte las uñas mientras estás conduciendo puede suponerte una multa. Y aunque quieras alegar que es un gesto involuntario, no te librarás de la sanción. Así que va siendo un buen momento para quitar esa mala costumbre.

Otra hábito que a partir de ahora supondrá una sanción es el de maquillarse mientras conduces. Una situación que era habitual ver en atascos y semáforos en rojo, y que con el nuevo reglamento de la DGT en la mano constituye una sanción, pues el conductor debe prestar atención permanente a la conducción. Y aunque el vehículo no esté en movimiento un atasco se sigue considerando parte de la conducción.

imagen 64 Motor16