lunes, 4 julio 2022

Gasolina 95 o 98: cuándo merece la pena gastar más

La gasolina de 95 octanos es la que utilizamos la mayoría de conductores con vehículos con motores de gasolina, mientras la de 98 queda normalmente para momentos excepcionales o coches que directamente demanda su uso. Pero, ¿lo estamos haciendo bien? ¿Cuándo utilizar gasolina de 95 o de 98? ¿Cuándo merece la pena gastar más y utilizar gasolina de 98? ¿Compensa económicamente poner la gasolina premium? ¿El motor de nuestro coche lo notará realmente? ¿Alarga la vida del coche y evita averías? 

Antes de entrar a analizar cuándo merece la pena gastar más y utilizar gasolina de 98 en vez de 95, veamos cuáles son las diferencias entre gasolina 95 y 98.

¿Cuál es la diferencia entre gasolina 95 y 98?

La desinformación y las leyendas urbanas han creado alrededor del uso de una gasolina u otra toda una serie de justificaciones, algunas creíbles; otras no tanto… Desde que no existe una diferencia real y ésta la marca la petrolera para cobrarnos más. Hasta que si usamos gasolina 95 debemos alternarla cada cuatro o cinco depósitos con la de 98 para limpiar las impurezas que la combustión que se produce en el sistema de alimentación. 

La gasolina de 95 es la que utilizamos normalmente, por precio y costumbre. Y porque en el manual del vehículo y la tapa del depósito indica la posibilidad de utilizar ambas gasolinas. Y cómo no hace referencia a cuál es la más adecuada para el motor de nuestro coche, pues obviamente iremos a la que castigue menos nuestro bolsillo.

Pero hay diferencia entre la gasolina 95 y 98. La principal la marca el octanaje. Es decir, la resistencia que existe a la detonación del carburante cuando se comprime dentro de los cilindros del bloque. La explosión dentro de la cámara de combustión se produce al mezclar la gasolina y el aire, y debe permitir el empuje sobre el pistón para moverlo. 

Una presión que debe ser suave y continua para que no afecte a la mecánica del vehículo. De ahí, que la gasolina de mayor octanaje, la de 98, disponga de una capacidad de antidetonación superior a la de 95 y asegura de esta forma un mejor rendimiento del motor.

Con esta lectura, hasta aquí, por lo tanto, sin valorar otras cuestiones no precisamente prosaicas, como el precio, estaría claro que por el rendimiento y el cuidado de nuestra mecánica deberíamos utilizar gasolina de 98. No obstante es la de mayor octanaje. Pero no es así.