lunes, 5 diciembre 2022

Ford S-Max 2015. Este es el nuevo monovolumen deportivo de Ford

Todavía queda algo de tiempo para que comiencen a llegar a España las primeras unidades del renovado Ford S-Max. Mejor dicho, para que lleguen a los concesionarios de la firma de óvalo, pues este monovolumen que acaricia los 4,80 metros de longitud se fabrica en la planta que Ford tiene en Almussafes, de donde sale para todo el mundo.

13 opciones para elegir

Pero mientras comienzan a llegar, lo que sí te podemos contar es la gama que Ford propone para este S-Max y que está compuesta por seis propulsores (dos gasolina y cuatro diésel), versiones con tracción delantera o total, diferentes opciones de cambio y dos niveles de equipamiento. En total serán trece las versiones para poder elegir tu Ford S-Max.

En lo que a propulsores se refiere, el Ford S-Max se podrá adquirir con los 1.5 EcoBoost y 2.0 EcoBoost, los cuales generan 160 y 240 CV de potencia respectivamente. Ambos tendrán tracción delantera y el más potente sólo está disponible con el cambio Powershift de doble embrague y 6 velocidades, mientras que el otro sólo se ofrecerá con cambio manual. Ya en el terreno diésel, encontramos el conocido 2.0 TDCi, un propulsor que en este S-Max cuenta con cuatro opciones de potencia: 120, 150, 180 y 210 CV. Los dos propulsores intermedios tienen opción a la tracción total y al cambio Powershift, mientras que el más potente cuenta con doble sobrealimentación y sólo se ofrece con el Powershift y tracción delantera. La versión de 120 CV sólo se ofrece con acabado Trend y cambio manual.

Trend y Titanium

Las versiones de acceso apuestan por el nivel de equipamiento Trend que ya cuenta con todo lo necesario y algo más en materia de seguridad y confort. Equipan climatizador bizona, control de crucero, sistema SYNC, reconocimiento de señales de tráfico, botón de arranque, sensores de lluvia y luces, control automático de luces largas, freno de estacionamiento eléctrico, asistente de arranque en pendientes, sensor de presión de neumáticos…

Las versiones Titanium tienen un precio extra de 2.100 euros respecto al Trend, pero en su dotación de serie se añaden elementos como el sistema SYNC2 con pantalla táctil de 8 pulgadas y sistema de navegación, las luces diurnas LED, el asiento del conductor con ajuste eléctrico, los asientos delanteros calefactados, asistente de cambio involuntario de carril, llantas de aleación de 17 pulgadas, sensores de aparcamiento delantero y trasero, velocímetro digital…

En ambas versiones, si queremos los nuevos faros Full LED hay que pagar 1.450 euros en los Trend y 1.200 euros en los Titanium (puede que en el lanzamiento sean de serie al igual que sucede en el Ford Mondeo), y también podemos prescindir de los dos asientos adicionales en el maletero que lo convierte en un siete plazas y nos ahorramos 750 euros en ambos casos. Tampoco faltan en sus opciones la tapicería de cuero, los asientos con masaje, el sistema de aparcamiento asistido, cámras de visión 360 grados, airbag en los cinturones de seguridad traseros…

Con todo ello, los precios del Ford S-Max para España, sin tener en cuenta ningún tipo de descuento ni promoción son:

– Ford S-Max 1.5 EcoBoost 160 CV Trend: 31.900 euros.

– Ford S-Max 1.5 EcoBoost 160 CV Titanium: 34.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 EcoBoost 240 CV Titanium: 39.500 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 120 CV Trend: 31.900 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 150 CV Trend: 33.900 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 150 CV Powershift Trend: 35.900 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 150 CV Titanium: 36.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 150 CV AWD Titanium: 39.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 150 CV Powershift Titanium: 38.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 180 CV Titanium: 38.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 180 CV Powershift Titanium: 40.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 180 CV Powershift AWD Titanium: 43.000 euros.

– Ford S-Max 2.0 TDCi 210 CV Powershift Titanium: 42.000 euros.