viernes, 1 julio 2022

El Ford Mustang Mach-E se viste de blanco con la serie especial Ice White Edition

En el año 1993, el Ford Mustang estrenó una edición especial con el blanco como protagonista. Se llamaba Triple White Fox, llegó con la versión descapotable y todos sus componentes eran blancos, desde las llantas de aleación, hasta la capota de lona, los retrovisores exteriores y, por supuesto, la tapicería de cuero.

Ese Mustang de principios de los años 90 escondía un motor V8 de 5.0 litros bajo el capó, pero las cosas han cambiado mucho desde entonces y, aunque todavía podemos disfrutar de un Mustang genuino dotado con un salvaje propulsor de ocho cilindros en uve, también lo hacemos de un Mustang completamente eléctrico, el Mach-E y, de la misma manera que el Mustang Triple White Fox, acaba de estrenar una serie especial que lo viste complemente de blanco.

Se trata del Ford Mustang Ice White Edition, solo está disponible en Estados Unidos y llegará a las calles a principios de 2022, aunque los concesionarios de la marca del óvalo ya admiten pedidos. Disponible para las versiones convencionales y GT del Mustang Mach-E, el Ice White Edition se distingue del resto de Mach-E por la combinación de blanco sobre blanco, con un exterior y un interior completamente ataviados con este color. Más allá de la apariencia, esta serie especial no cuenta con cambios a nivel de equipamiento ni en el apartado técnico.

Hasta los logos son blancos

El paquete de diseño añade llantas de aleación de 19 pulgadas pintadas prácticamente por completo en blanco, una parrilla delantera totalmente blanca, pasos de rueda blancos y el logotipo de Mustang del portón trasero decorado con la misma tonalidad, denominada Oxford White. En el interior, la tapicería de cuero también es blanca, así como parte de los paneles de las puertas, los reposabrazos, algunas molduras decorativas, varias zonas del salpicadero, la insignia del volante e incluso el patrón hexagonal decorativo de la instrumentación digital.