domingo, 29 mayo 2022

El Ford Focus RS llega a los 400 CV gracias a Mountune

Para quien aún no lo sepa, decirles que los preparadores británicos de Mountune son todo unos especialistas en retocar cualquier modelo fabricado por la firma del óvalo azul. Y cómo no podía ser de otra forma, el deportivo Ford Focus RS se encuentra entre toda su gama.

Hace justo un año que los chicos de Mountune nos presentaban este Ford Focus RS M375, que incorporaba una serie de mejoras que conseguían que su 2.3 EcoBoost pudiera pasar de 350 a 375 CV de potencia, del mismo modo que su par motor escalaba de 470 a 510 Nm.

Ahora llega a los 400 CV

Pero un incremento de 25 CV y 40 Nm no era suficiente para ellos, por lo que han seguido desarrollando este poderoso corazón sobrealimentado. Y ha sido ahora cuando Mountune lanza un kit denominado M400, que como te puedes ir imaginando, incrementa la potencia hasta los 400 CV, de igual forma que su par motor llega hasta los 560 Nm.

Para conseguir dicho extra, Mountune instala un nuevo sistema de admisión, un nuevo intercooler de mayores dimensiones, una nueva válvula de descarga para su turbocompresor, de igual manera que ha retocado la centralita electrónica original. Por si esto fuera poco, estrena un sistema de escape deportivo, donde nuevo es el silenciador, el colector o el catalizador. Aquí no finaliza la película, porque Mountune instala además un completo sistema de telemetría, que nos permitirá conocer las nuevas prestaciones de nuestro Ford Focus RS M400. Más que nada porque no se han confirmado sus nuevos datos, que serán mejores que los que ofrecen las versiones originales.

Y es que los equipados con el paquete M375 rebajaban dos décimas el tiempo para acelerar de 0 a 100 km/h, quedándose en sólo 4,5 segundos. Ahora bien, la velocidad máxima se mantenía en los 266 km/h.

Si el paquete M375 tiene un precio de 899 libras (unos 1.065 euros), este nuevo M400 es bastante más caro, porque el kit completo asciende hasta las 3.495 libras, lo que equivale a unos 3.860 euros, pero seguro que merece la pena.