jueves, 18 agosto 2022

Ford C-Max y Grand C-Max. Listos para París

Hace un par de meses, se presentaba los renovados Ford Focus, con una imagen exterior muy particular, con un frontal de clara inspiración Aston Martin. También estrenaba diferentes sistemas de seguridad activa y se mejoraba la conectividad y la calidad interior respecto a la generación anterior del Focus.

Un exterior con aires de Aston Martin

Pues los cambios que reciben los renovados Ford C-Max y Ford Grand C-Max, que serán presentados en el próximo Salón de París, van por el mismo camino. Para comenzar, en el exterior se rediseña el frontal, con aires inspirados en la firma británica Aston Martin, con una parrilla trapezoidal muy de la marca. Los faros también son nuevos y estrenan las luces diurnas con tecnología LED, pero también podrá equiparse con faros de xenón adaptativos. Los paragolpes también son de nuevo diseño, a la vez que aparecen nuevos colores para la carrocería y nuevos diseños para sus llantas. En la zaga varían muy ligeramente los pilotos, el paragolpes y la tapa del maletero.

Dos versiones con 4,38 y 4,52 metros

Lo que no varían son las dimensiones ni la funcionalidad interior de ambos monovolumen compactos. En el caso del Ford C-Max, tiene una longitud de 4,38 metros y su interior es amplio para cinco ocupantes, mientras que su maletero es de 471 litros. Los Ford Grand C-Max suman las puertas laterales correderas, las cuales dan un plus de versatilidad, al igual que en su interior pueden darse cabida hasta siete ocupantes. Mide 4,52 metros de largo y el maletero en las versiones de cinco plazas arranca en los 600 litros.

En el interior se ha rediseñado sus relojes, el volante, los mandos del climatizador… Pero lo más llamativo es la llegada de una nueva pantalla de 8 pulgadas táctil que ayuda a simplificar la inmensa cantidad de botones que antes tenían los C-Max y los Grand C-Max para manejar la radio y demás funciones. Se supone que esta pantalla será de serie en las versiones más equipadas, pero en el resto seguro que mantiene los clásicos botones, aunque esperemos, con un manejo más intuitivo. Para ello ayuda el sistema SYNC 2, el cual debutó en el Ford Focus que suma las órdenes vocales para manejar el teléfono, la radio, el climatizador…

Ford también asegura que se ha mejorado la calidad de sus plásticos, los cuales ya tenian una calidad más que razonable y se ha mejorado considerablemente la insonorización interior. Ahora los cristales laterales son más gruesos, se han reducido las vibraciones del portón trasero (podrá contar con la apertura y cierre eléctrico), mientras que también se mejoran los aislantes empleados para el propulsor de las versiones con mecánica diésel.

Nuevos motores 1.5 EcoBoost y 1.5 TDCi

Y respecto a las mecánicas, decir que tanto los Ford C-Max como los Ford Grand C-Max apuestan exclusivamente por propulsores sobrealimentados EcoBoost en el caso de ser gasolina y TDCi para los diésel. En el primer grupo encontramos el ya archiconocido y galardonado 1.0 EcoBoost de tres cilindros con potencias de 100 y 125 CV. Por encima aparece un nuevo 1.5 EcoBoost de cuatro cilindros que es capaz de generar 150 y 180 CV de potencia. Ya en diésel aparece el nuevo 1.5 TDCi capaz de proporcionar 120 CV de potencia, aunque más adelante llegará una versión de acceso (actualmente se venden los C-Max con el motor 1.6 TDCi con 95 CV). Por encima se sitúan los renovados 2.0 TDCi, que ya ofrecen 140 y 163 CV de potencia respectivamente.

Se espera que todos los propulsores estén asociados a una caja de cambios manual de 6 velocidades, pero alguno de ellos podrá contar de manera opcional con la caja de cambios automática de doble embrague Powershift. También todos ellos contarán ya con el sistema Start-Stop.

Suspensión y dirección también se han visto optimizados para incrementar el confort, pero sin perder ni un ápice de la dinámica que siempre ha caracterizado a estos monovolumen compactos de Ford. Y en equipamiento ahora encontramos incluso la llave MyKey que permite programar al propietario la velocidad máxima, el volumen de la radio y otras opciones similares por si alguna vez tiene que prestar el vehículo a su hijo por poner un ejemplo. Tampoco faltarán los sistemas de aparcamiento activo, el avisador de tráfico cruzado por detrás, frenada de emergencia en ciudad…