Fiat Qubo. Frío polar en su puesta a punto
FOTOS ESPÍA

Fiat Qubo. Frío polar en su puesta a punto

Hemos pillado al modelo italiano rodando en Suecia bajo unas duras condiciones climáticas, pruebas que forman parte de la fase final en su desarrollo.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

29 de Enero 2016 14:00

Comparte este artículo: 0 0

No hay grandes diferencias a la hora de poner a punto un vehículo. Da igual que sea una gran berlina Premium que un modesto modelo comercial. En su larga preparación todos se someten a miles de kilómetros en su preparación, pasando por todo tipo de condiciones. Una de las más duras, sin duda, son los test invernales protagonizados cerca de círculo polar ártico, como la de nuestro protagonista, el Fiat Qubo, 'cazado' a temperaturas bajo cero por las gélidas carreteras suecas.

El Qubo, también denominado Fiorino en su variante más comercial, se encuentra en plena fase de desarrollo. A este coqueto y versátil vehículo, capaz de ofrecer soluciones tanto para la familia como en ámbito laboral con sólo 3,96 metros de longitud, le ha llegado el momento de actualizarse. No parece que vaya a someterse a cambios radicales en cuanto a diseño y aprovechará también para poner al día su gama de motores de cara a la exigente normativa Euro 6.

Más cambios por delante que en la zaga

A tenor de las imágenes, y observando que gran parte del camuflaje se concentra en el frontal, parece lógico pensar que será en esa zona donde se concentren los mayores cambios estéticos. Por eso nos atrevemos a adelantar que serán nuevos el paragolpes, la rejilla, los grupos ópticos y las tomas de aire, situándose más en la línea de su hermano mayor, el Fiat Doblo.

No se aprecian grandes diferencias en la vista lateral y en la zaga. Sigue apostando por dos puertas traseras con apertura corredera para garantizar un mejor acceso, mientras que detrás se sigue apostando por dos puertas asimétricas en la versión comercial (Fiorino, en la imagen) o por un generoso portón con apertura vertical en el Qubo. 

A la actualizada gama de motores de gasolina y diésel añadirá, igualmente, más carga tecnológica en materia de seguridad y conectividad, aspectos que cada día cobran mayor relevancia en este tipo de vehículos enfocados a la familia y al trabajo.

Los cambios introducidos en el Qubo/Fiorino no llegarán al mercado hasta finales de 2016 o ya en 2017, y serán compartidos muchos de ellos con el Peugeot Bipper y el Citroën Nemo, los dos representantes gemelos del Grupo PSA con los que comparte desarrollo, tecnología y línea de montaje nuestro protagonista italiano.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon