miércoles, 6 julio 2022

Este Ferrari Testarossa es extremadamente potente y te busca

Sin duda alguna el Ferrari Testarossa es uno de los deportivos más icónicos de los años ‘80, además de uno de los modelos de la firma del cavallino rampante más reconocibles. Considerado uno de los coches más especiales de la historia, a día de hoy los Testarossa son verdaderas obras de arte que cambian de hogar por elevadas cantidades. Pero este puede que se lleve la palma.

No por su precio, porque aún sin ser un regalo, la excelente condición que tiene este Ferrari Testarossa puede llegar a justificar los 160.000 dólares que piden por él. Eso vienen a ser como unos 149.000 euros al cambio actual. Y es que esta unidad salió de los talleres de Maranello en el mes de noviembre de 1987, solo ha tenido dos propietarios desde entonces y apenas ha recorrido 8.438 millas (13.435 kilómetros) en todo este tiempo. Pero se nos olvida lo más significativo de este Ferrari Testarossa.

El motor de este Ferrari Testarossa es muy especial

1987 Ferrari Testarossa Biturbo. Imagen motor.

Como el resto de sus hermanos, en la parte trasera de este Ferrari Testarossa se esconde un sublime motor 4.9 V12 (a nivel técnico no es un motor bóxer a pesar de que sus cilindros están colocados a 180 grados, pero no hay pistones enfrentados). Originalmente este corazón era capaz de generar 385 CV de potencia y 480 Nm de par motor. Cifras más que destacables si nos remontamos 35 años en el tiempo. Tanto que eran capaces de alcanzar los 290 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,0 segundos.

Sin embargo, en todo ese tiempo el corazón de este Ferrari Testarossa ha sufrido importantes cambios. Y es que su segundo propietario decidió llevarlo a las instalaciones del especialista Bob Norwood, quien tuvo a bien instalarle dos turbocompresores. Ese trabajo llevado a cabo en su sede en Dallas, Texas, se realizó cuando este cavallino rampante solo contaba con 7.740 millas (12.056 kilómetros). Y desde entonces apenas ha cubierto 660 millas (1.062 kilómetros).

Su 4.9 V12 ha pasado de 385 a 664 CV de potencia

1987 Ferrari Testarossa Biturbo. Imagen estudio.

Dicho trabajo en su 4.9 V12, ahora biturbo, permitió elevar la potencia de ese carismático corazón hasta unos sorprendentes 664 CV de potencia. Igualmente su par motor alcanza los 793 Nm. Y por si no fuera suficiente, se dice que es un dato bastante conservador.

Con el fin de mantener su nueva caballería bajo control, los chicos de Bob Norwood también instalaron en este particular Ferrari Testarossa un poderoso equipo de frenos firmado por Brembo. Para poder albergar sus grandes discos flotantes y perforados se tuvieron que reemplazar las llantas originales por unas creadas a la medida de este Testarossa y que tienen 18 pulgadas. Por supuesto que las originales también se entregan. Y rematan la jugada un equipo de neumáticos Pirelli P Zero.

Poco más de 13.000 km tiene este Ferrari Testarossa

1987 Ferrari Testarossa Biturbo. Imagen interior.

Estos fueron instalados recientemente por Team CJ Workshops, quien a su vez realizó un completo trabajo de mantenimiento en su 4.9 V12 Biturbo. Hasta tal punto de que entonces se reconstruyeron sus dos turbos y se instaló un embrague de triple disco. Y es que recuerda que hablamos de un Ferrari con 664 CV y cambio manual.

Dejando al lado todo esto, ante tus ojos tienes un Ferrari Testarossa, que se ha mantenido a capricho. Muestra de ello es el extraordinario estado en el que se encuentra su carrocería, que luce un inmaculado color Rosso Corsa. También su interior parece que se encuentra en perfecto estado, pero quien se haga con él, porque aún se encuentra a la venta, deberá asumir que se entrega sin garantía.