sábado, 28 enero 2023

El Ferrari Daytona más exclusivo ya está en casa

Después de 40 años perdido en Japón, el único Ferrari Daytona de competición realizado en aluminio que contó con una versión de calle ya está en casa. En concreto en el Museo Ferrari de Maranello, donde se expone en el estado original en el que se encontró, sin restaurar. Más original imposible. Y también más único e irrepetible.

Porque está auténtica leyenda de la marca del Cavallino es un ejemplar único. A pesar de que desde 1969 hasta 1983 se produjeron más de 1.200 versiones del poderoso Daytona solo hubo cinco de competición. realizados en aluminio. Y de esos cinco solo uno era una versión de calle: este.

Ferrari Daytona

Este Ferrari Daytona se pasó 40 años en un granero

Un coche que se ha pasado casi 40 años escondido en Japón, lejos de la mirada de los curiosos, pues solo unos pocos coleccionistas sabían de su existencia.

Pero en 2017 se acabó el secreto y este ejemplar salió a la luz. El motivo, participar en una subasta, Leggenda y Passione de RM Sotheby’s en Maranello. Se convertía así en el más raro de los Ferrari Daytona construidos, un privilegio que hasta entonces tenían las versiones Spyder de este deportivo mítico.

Porque de la versión abierta del Daytona, que se ensamblaba en los talleres de Scaglietti solo se fabricaron 121 unidades. Evidentemente muchas más que esta única unidad que ahora se puede admirar en el Museo Ferrari.

Como era de esperar, el resultado de la subasta estuvo a la altura de la exclusividad de este coche. 1,8 millones de dólares se pagaron por él en septiembre de 2017, por encima de las previsiones mas optimistas que calculaban el precio entre 1,4 y 1,5 millones de dólares.

Ferrari Daytona

Poco se sabe de lo que ocurrió con este Ferrari Daytona en estas cuatro décadas. El coche se registró a nombre de Luciano Conti, editor de Autosprint y amigo personal de Enzo Ferrari.

El Ferrari Daytona ya está en el Museo Ferrari

Pero tras varios dueños, cambio de manos y diversas vicisitudes apareció en Japón, donde incluso llegó a ser portada de una revista.

Ferrari Daytona

Makoto Takai era el propietario durante estos 40 años y mantuvo el coche en estado absolutamente original, aunque sin restaurar. De hecho su aspecto al encontrarlo en un granero era bastante lamentable.

Tras la subasta este Daytona pasó por las manos de Ferrari Classiche que ha llevado a cabo un trabajo de ‘limpieza’, que no de restauración. Y ahora este modelo se puede admirar en todo su esplendor, aunque también mostrando la huella del tiempo, en el Museo Ferrari, donde se guarda la historia de la marca italiana.