viernes, 30 septiembre 2022

La excusa que pone Pere Navarro para justificar las muertes en carretera

Los datos no pueden ser más preocupantes. El balance de siniestralidad del mes de julio ha dejado 122 siniestros mortales en los que han fallecido 131 personas. El incremento ha sido de 14 muertes respecto al mismo mes de 2019, último año fiable para hacer comparaciones. Se puede buscar cualquier excusa para justificar esto, pero los fríos números exigen análisis concienzudos.

Y es que los datos negativos no quedan aquí. Ahondando un poco más en la anterior cifra, cabe destacar que el mayor aumento de fallecidos con respecto a julio de 2019 se ha concentrado en las vías con mayores índices de siniestralidad y también las que presentan peor nivel de mantenimiento: las carreteras convencionales. De hecho, han muerto durante este pasado mes de julio 97 personas en estas vías; 16 más que en 2019.

La excusa de la DGT… El calor

Como novedad que nadie podría haber imaginado, Pere Navarro, la cara visible de la DGT ha achacado al calor el incremento de muertes: «La ola de calor toca y afecta a la conducción», ha dicho el director de la DGT, pese a que para muchos pueda sonar como una baldía excusa. En una entrevista a RTVE, ha asegurado que la ola de calor es un factor «que incide, toca y afecta a la conducción». Calor ha hecho desde que el mundo es mundo y una buena refrigeración del coche debería permitir mitigarlo.

No podía faltar tampoco que desde la DGT se achacara este número al aumento de los desplazamientos este verano. Esta es, a fin de cuentas, otra excusa bastante predecible porque todo el mundo tenía bastantes ganas de salir y dejar atrás las tan molestas restricciones que han condicionado nuestras vacaciones en los últimos años.

Consejos para que tu coche no sufra en la playa