lunes, 8 agosto 2022

Europa mata al diésel. Y Mazda anuncia este 3.3 e-Skyactiv D para su CX-60

2035 ha sido la fecha marcada en el calendario para la desaparición de los coches gasolina y diésel en Europa. Sin embargo, Mazda continúa apostando por este combustible y acaba de anunciar la llegada de un avanzado motor 3.3 e-Skyactiv D, que debutará en su nuevo CX-60.

Hace solo unos meses que era presentado en nuevo buque insignia de la familia SUV de Mazda. Si bien este nuevo CX-60 exclusivamente ha estado disponible con una eficiente mecánica híbrida enchufable que le permite conseguir la etiqueta ‘0 emisiones’ de la DGT. Para ponernos en situación hay que decir que hay disponibles cuatro niveles de equipamiento, que parten de los 50.268 euros.

Tras el e-Skyactiv D los chicos de Mazda lanzarán el e-Skyactiv G

Pues a esta eficiente mecánica híbrida enchufable se sumará en breve un sensacional propulsor diésel con tecnología e-Skyactiv D. Con su llegada la firma de Hiroshima aumenta su estrategia multisolución, combinando diferentes productos y tecnologías para adaptarse de la mejor manera a cada mercado. Y es que no todo el mundo tiene la necesidad de tener un híbrido enchufable. Y menos aún demandan un eléctrico puro. Y eso en España aún es más patente.

En los próximos tres años los chicos de Mazda van a estrenar cinco nuevos productos electrificados con su arquitectura multisolución. Más allá del año 2025, los de Hiroshima lanzarán su nueva Arquitectura Escalable Skyactiv para vehículos eléctricos, la cual les va a permitir construir modelos para todos los segmentos empleando una plataforma común. Pero con la eficiencia como nexo común.

El 3.3 e-Skyactiv D se ofrecerá con 200 y 254 CV

Este nuevo corazón 3.3 e-Skyactiv D nace de un bloque con seis cilindros en línea y es toda una novedad en la casa nipona. Incorpora una avanzada tecnología de combustión altamente innovadora, lo que le convierte en uno de los motores diésel más limpios del mundo. Tanto es así que Mazda está convencida de que superará con holgura los reglamentos sobre emisiones que van a entrar próximamente en vigor.

Semejante e-Skyactiv D tiene 3.283 centímetros cúbicos, los mencionados seis cilindros en línea, inyección directa controlada electrónicamente por raíl común… Y Mazda lo va a ofrecer con 200 y 254 CV de potencia. Es de suponer que ambos se van a combinar con un cambio automático de 8 velocidades, pero los primeros recurren a un sistema de propulsión trasera. Los más potentes se acompañan de un sistema de tracción total Mazda i-Activ AWD.

Con tecnología híbrida ligera para este motor diésel de Mazda

Este eficiente 3.3 e-Skyactiv D se acompaña de un sistema híbrido ligero de 48 voltios, por lo que en España va a conseguir la etiqueta ECO de la DGT. Y para mejorar su eficiencia se le ha dotado de la tecnología de combustión DCPCI (Distribution-Controlled Partially Premixed Compression Ignition, o encendido por compresión controlado por la distribución con premezcla parcial).

El restulado es un sensacional SUV capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 219 km/h. Eso la versión de 254 CV, que además tiene un consumo medio en ciclo WLTP de 5,3 l/100 km con emisiones de 137 g/km de CO2. De la versión de acceso no se han anunciado sus prestaciones, pero si sus consumos y emisiones. Y estos son de 4,9 l/100 km y 127 g/km de CO2.

Mazda ha elegido esta arquitectura de seis cilindros en línea porque dicen que produce menos vibraciones, acercándose al ‘equilibrio perfecto’. También dicen que su 3.3 e-Skyactiv D transmitirá una conducción suave y silenciosa, con un sonido agradable y limpio. Dicen que contará con una elevada entrega de par, de forma que podrá remolcar hasta 2.500 kilos sin problema.

El 3.3 e-Skyactiv D llega en 2023, como el futuro CX-80

Por si no fuera suficiente los de Hiroshima han anunciado la llegada de un motor de gasolina e-Skyactiv para su nuevo Mazda CX-60. Se trata de un 3.0, también con seis cilindros en línea, del que poco se sabe por el momento. Como poco se sabe por ahora de los futuros SUV de la compañía, porque en 2023 la firma tiene previsto lanzar el nueo CX-80. Y no es otra cosa que un CX-60 estirado (este mide 4,75 metros de largo) y con tres filas de asientos.

Los de Hiroshima han anunciado que su nuevo Mazda CX-60 diésel saldrá a la venta en enero de 2023. Y dicen que estará disponible en la mayoría de los mercados europeos.