sábado, 1 octubre 2022

Estos son los fallos más habituales cuando pasas la ITV

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) cada año es mucho más restrictiva que el anterior con el fin de adaptarse a los avances tecnológicos en el mundo de la automoción. Y como seguro ya sabes, desde el 1 de julio de 2022 los conductores tenemos que enfrentarnos a dos nuevas pruebas a la hora de pasar la ITV.

Una de ellas es comprobar de manera exhaustiva el número de bastidor, mientras que la otra es conectar el coche por medio del OBD para detectar posibles anomalías como modificaciones o errores.

itv. línea de inspección

El número de bastidor

El número de bastidor de un vehículo es una cifra de 17 dígitos alfanuméricos que podemos equiparar con nuestro DNI. Es el número que identifica a cualquier vehículo sin posibilidad de error. Desde este mismo mes de julio este número se comprobará de forma minuciosa en la ITV. Y este número de bastidor se encuentra presente en el salpicadero (debe ser visible desde la luna delantera) o troquelado en el chasis. Los técnicos de la ITV deberán verificar que este número es correcto y que coincide con el de la documentación del vehículo.

El ordenador de a bordo

Conocido como OBD, se trata de un sistema que permite que un ordenador externo se conecte a la centralita del vehículo. De esta manera se puede verificar que no se han efectuado modificaciones electrónicas o que no hay errores ocultos. Por medio del OBD los técnicos de la ITV podrán también comprobar las emisiones del vehículo y si estas se ajustan a la normativa vigente.

Testigos en el cuadro de mandos

testigos cuadro instrumentos 1 Motor16

Otra de las ‘nuevas’ averías más frecuentes que se detectan en la ITV tiene que ver con los testigos luminosos que hay en el cuadro de los coches. Especialmente en los más modernos debido a la gran cantidad de sensores con los que cuentan.

A la ITV debes acudir sin testigos iluminados, pero parece ser que ahora se detectan averías en sistemas como el motor, el ABS o el airbag… todo detectado por el propio sistema electrónico del vehículo y plasmado en el cuadro.

Y a partir de ahora eliminar la bombilla encendida o apagarla no te servirá para superar la ITV, porque cuando lo conecten por medio del OBD, éste avisará del fallo.