lunes, 4 julio 2022

El coche de Tom Cruise puede ser tuyo gracias a una subasta

Minority Report llegó a los cines en el verano de 2002. La película dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Tom Cruise estaba ambientada en el futuro, más en concreto en 2054. Los fanáticos de este título, ahora pueden hacerse con este concepto, el Lexus CS 2054.

Diseño y antecedentes

Este prototipo ha sido diseñado por Harald Belker de Calty como una visión de un modelo de 2054. El coche será subastado por Mecum el próximo mes.
La lista no tiene demasiados detalles, pero parece que RM Sotheby’s vendió un concepto muy parecido en el año 2013 por € 15,290. Esa lista explicaba que el citado director, Steven Spielberg pidió ayuda a Lexus para poder crear un vehículo futurista para la película. El resultado final fue el concepto 2054, que se concibió como un “automóvil a prueba de choques con sistemas de seguridad biométricos”, así como un tren motriz de celda de combustible.

Lexus CS 2054 por delante

Detrás de las cámaras

Evidentemente, la magia el cine hizo lo suyo. La realidad es que el coche estaba propulsado por una transmisión Chevrolet de un modelo de los años en los que se rodó la película. Esto se hizo con el objetivo de que se pudiera conducir en el rodaje. No obstante, el automóvil ahora usa el diseño utilizado en la película “La Isla”, dirigida por Michael Bay y protagonizada por actores como Ewan McGregor o Scarlett Johansson y que se estrenó en 2005.

Podría haber sido ‘tocado’

Si bien no podemos estar seguros de que el vehículo subastado anteriormente y el nuevo sean iguales, parece razonable y es probable que la mejora en el estado del automóvil se explique mediante una nota en el antiguo listado de Sotheby’s que decía: “El interior no está completamente terminado y la carrocería ha sufrido algunas grietas. Sin embargo, en la venta se incluye una carrocería de repuesto completa y sin usar”. Eso parece sugerir que un propietario anterior pudo haber instalado la carrocería de repuesto o haber reparado la carrocería original.
Por tanto, la subasta ofrecerá a los postores un vehículo que seguramente no acabe siendo utilizado para andar por la calle, sino más bien paras ser expuesto como el coche de película que es.