sábado, 28 mayo 2022

El Espíritu del Éxtasis de Rolls-Royce cambia de aspecto

Desde hace 111 años, concretamente desde el el Espíritu del Éxtasis ha acompañado a todos los modelos de Rolls-Royce. Sin duda, se trata de uno de los emblemas más icónicos que existen, no solo del sector del automóvil, sino, en general, de la historia, por eso, la marca británica ha dedicado un esfuerzo especial para rediseñarlo de cara a la nueva era eléctrica a la que hace frente.

Los cambios están enfocados a mejorar la aerodinámica de todos los vehículos, pese a que pueda parecer que un pequeño logotipo de este tamaño sea insignificante en esta cuestión. Pero en Rolls-Royce cada detalle cuenta y el emblema lo hace todavía más. A partir de ahora, el Espíritu del Éxtasis pasa a medir 82,73 mm de alto, en lugar de los 100,01 mm de la figura actual y, más allá de sus proporciones, lo que más varía es su diseño.

La eficiencia como objetivo

Cambia, sobre todo, la postura. Hasta ahora, la legendaria dama de Rolls tenía los pies juntos, las piernas rectas y la cintura inclinada y, a partir de este momento, una de sus piernas está ligeramente adelantada, el cuerpo está inclinado y los ojos fija su mirada al frente. Todo esto contirbuye a que el próximo Rolls-Royce Spectre, el primer modelo de cero emisiones de la marca, presente un coeficiente aerodinámico de apenas 0,26, el más bajo en la historia de Rolls, aunque esta cifra puede mejorar antes de que el coupé de lujo llegue al mercado.

En lo que respecta a la fabricación dle Espíritu del Éxtasis, Rolls-Royce seguirá apostando por la misma técnica que ha utilizado hasta el momento, mediante función a la cera y un acabado a mano. Por supuesto, los clientes seguirán pudiendo escoger el material de la figurilla, puesto que puede ser de oro, acero o cristal, entre otras opciones.