domingo, 5 febrero 2023

Estos elementos de seguridad no son obligatorios en tu coche clásico

En los elementos de seguridad del coche existe un desfase lógico entre los cambios de normativa, y la propia vida y permanencia de los distintos modelos de coches mas antiguos y que se pueden considerar clásicos o históricos según la ley. Es decir, mientras se impulsa la seguridad al imponer que se use el cinturón de retención a tal efecto, y aparecen los primeros vehículos que lo instalan de serie, quedan relegados en el tiempo aquellos coches que nunca llevaron y tampoco llevaran cinturón de seguridad.

Y hoy, sin ir mas lejos, somos testigos de como los famosos ADAS, conseguirían que otros tantos vehículos queden definitivamente anclados en la historia de la automoción.

Un coche con cinturón de seguridad que nunca se vendió

Tucker torpedo con cinturón de seguridad 1948

El primer cinturón de seguridad en un automóvil data de fines de la década de 1940, cuando en 1948 el industrial estadounidense Preston Tucker intentó revolucionar el sistema de seguridad del automóvil (y en sí todo el estándar de producción vehículos), al presentar el cinturón de seguridad como una opción para solucionar las muertes por accidentes viales ocurridas por la falta de este elemento. Esta innovación fue presentada en el único modelo que llegara a producir, el Tucker Torpedo.

Los primeros cinturones montados en fábrica se ofrecieron como opción en algunos Ford de 1956.  Robert McNamara fue el directivo de Ford que impulsó el montaje de los cinturones, así como otras medidas de seguridad tales como los salpicaderos acolchados. El primer cinturón de seguridad montado de serie como equipamiento estándar en vehículos de producción masiva se montó en el Volvo Amazon de 1959. 

Fue el ingeniero de Volvo Nils Bohlin quien inventó y patentó el cinturón de tres puntos, que se convertiría en la norma prácticamente universal para automóviles de calle. Volvo liberó la patente, para que todos los demás fabricantes pudiesen copiar el diseño.