sábado, 10 diciembre 2022

El Koenigsegg Agera RS Phoenix busca nueva casa

El Koenigsegg Agera RS ya es una rareza del mercado, pues no todos los días se te cruza uno que se venda. Pues bien, este es todavía más especial y raro, pues se trata del único Agera RS Phoenix que hay.

Una jugada maestra

Este ejemplar se hizo a medida por un conocido coleccionista de Los Ángeles: Manny Khoshbin, quien, en una entrevista a mediados de mayo del año pasado, confesó que había pagado por el coche 2,2 millones de dólares (1.849.980 €), lo que no es mucho si tenemos en cuenta que tras solo cinco meses lo vendió por 4,1 (3.447.690 €), lo cual evidencia que solo con ese movimiento se embolsó 1.597.710 euros de beneficio.

Desde entonces el coche ha cambiado de manos una vez más y ahora espera hacerlo otra vez, pues está a la venta a través de Pagani Beverly Hills.

1 GtN1L5eJ4PH6o Motor16

Mucho oro y mucha fibra de carbono

El exterior del coche sueco tiene un acabado en carbono brillante, con diferentes elementos en color dorado, hechos con pan de oro. Entre estas piezas destacan la línea del capó, los detalles del splitter delantero, aletines, faldones, puertas, alerón trasero y entrada de aire del techo. Por su parte, las tuercas de las ruedas y los logos de Koenigsegg están bañados en oro, y hasta el escape está fabricado en oro anodizado.

Este mismo motivo de negro y dorado se sigue en el interior, con varias partes en carbono y pan de oro, como las salidas de ventilación. Además, cuenta con costuras en dorado, la línea del centro de las 12 en punto del volante es dorada, tiene el emblema Phoenix cosido en el salpicadero y un logo único bordado en los reposacabezas.

2 GtN1L5eJ4PH6o Motor16

Por último, el coche viene equipado con la mejora de potencia opcional One:1, que hace que el motor V8 5.0 biturbo produzca nada menos que 1.378 CV de potencia.

Así que ya sabes, si quieres hacerte con un coche único y te sobra un buen puñado para pujar por él, este solo ha recorrido 2.172 kilómetros, seguro que está tirado de precio…