viernes, 20 mayo 2022

El futuro BMW i7 pasa frío en Suecia

BMW continúa su transformación hacia la movilidad eléctrica y tras sus conocidos vehículos híbridos enchufabes y eléctricos puros, la compañía alemana lanzará al mercado su sensacional BMW i7, una señorial berlina que debe ver la luz el año que viene y que anuncian como el primer sedán de lujo totalmente eléctrico del mundo. ¿Habrán pensado en el Mercedes-Benz EQS o en el Lucid Air?

Se pone a prueba bajo cero

Para tener todo bajo control antes de su lanzamiento, la firma de Múnich se ha llevado varias unidades de su futuro i7 debidamente camufladas hasta las instalaciones que tienen en Arjeplog, Suecia, a pocos kilómetros del Círculo Polar Ártico, donde los ingenieros han tenido la posibilidad de probar el funcionamiento de esta berlina eléctrica sobre superficies congeladas y carreteras cubiertas de nieve, poniendo a punto sus diferentes sistemas de tracción, así como la suspensión del vehículo para que el día de mañana ofrezca seguridad y placer de conducción a partes iguales.

Además de poner a tono componentes de la suspensión, sistemas de dirección y frenado, así como la dinámica de conducción y los sistemas de estabilidad del futuro BMW i7, estas pruebas en Suecia también sirven a BMW para sentar las bases para el desarrollo de la próxima generación de su Serie 7, con los que este i7 tendrá mucho en común.

¿Heredará tecnología del iX?

Además de mantener en absoluto secreto el aspecto definitivo de esta berlina que superará con creces los cinco metros de largo, BMW también guarda con recelo los detalles de su mecánica eDrive de quinta generación, de forma que no se han dado a conocer datos técnicos como la configuración de motores de usa (sDrive o xDrive), la potencia de los mismos o la capacidad de sus baterías de iones de litio. Si bien, no descartes que debajo de esa silueta de berlina de tres volúmenes se esconda algo semejante a lo que ya ofrece el sensacional BMW iX, un SUV con 4,95 metros de longitud que esconde baterías con hasta 111,5 kWh de capacidad, las cuales se traducen en autonomías de hasta 530 kilómetros en ciclo WLTP, además de que combina dos motores capaces de generar 385 kW de potencia (523 CV).

Este BMW iX xDrive50 firma un gasto medio de 19,8 kWh/100 km, semejante a los 19,5 kWh/100 km que BMW ha anunciado para su futuro i7. Aunque dependiendo de la versión y de las llantas elegidas, este gasto medio en ciclo WLTP podrá alcanzar los 22,5 kWh/100 km en los futuros i7, que son bastantes más de los que anuncia su principal competidor, porque un Mercedes-Benz EQS 450+ anuncia 16,7 kWh/100 km, mientras que los EQS 580 4Matic se van hasta los 18,5 kWh/100 km.