miércoles, 1 febrero 2023

Ecurie Ecosse C-Type. Siete obras de arte que honran a sus antepasados

Los auténticos fanáticos de las carreras de los años '50 te dirán que uno de los deportivos más legendarios y buscados por los aficionados es el mítico Jaguar C-Type. Pero entre todos ellos, los más deseados son los que pertenecieron a la escudería Ecurie Ecosse.

Ian Stewart fue el fundador de esta escudería en Escocia y a lo largo de su vida deportiva (aún se mantiene en activo) compitieron con nada menos que con siete chasis de Jaguar C-Type, los cuales van a volver a la vida en pleno Siglo XXI. Y es que Ecurie Ecosse acaba de fundar su división Automotive, que se va a encargar de fabricar siete ejemplares de C-Type totalmente nuevos a imagen y semejanza de sus siete antepasados.

Fabricados como sus antepasados

Tanto es así que sus carrocerías serán fabricadas en Coventry, concretamente en el mismo edificio de donde salían las carrocerías de Jaguar en aquellos años. Estas son de aluminio aligerado y montadas sobre un chasis especial como se hacía hace ya casi setenta años.

El chasis de estos nuevos Ecurie Ecosse C-Type serán fabricados de forma artesanal por maestros, mientras que esconden un corazón XK de origen Jaguar con seis cilindros en línea.

Pero con el paso del tiempo los maestros de Ecurie Ecosse han decidido introducir algunas mejoras en estos impresionantes C-Type, como hacían en sus monturas originales en los años '50. Por lo tanto nos vamos a encontrar con un motor como el original, pero cuya cilindrada se aumenta hasta los 4.2 litros para llegar a genera un total de 300 CV de potencia. Este aumento de potencia también ha sido posible gracias a la llegada de un sistema de inyección de combustible que reemplaza a los carburadores de antaño. Ecurie Ecosse también ha mejorado las suspensiones, el equipo de frenos (los originales los fabricaba Dunlop), la dirección…

A pesar de ello no esperes grandes cambios respecto a los Jaguar C-Type originales, unos vehículos realmente avanzados a su tiempo y que fueron los primeros coches de carreras diseñados en un túnel de viento.

Solo harán siete unidades

Por el momento los artesanos de Ecurie Ecosse tan solo han terminado un ejemplar de sus 'modernos' C-Type, pero ya trabajan en los otros seis que saldrán de su talleres a lo largo de este mismo año. Como te podrás imaginar, su precio se mantiene en secreto y lo lógico es que cada uno de ellos esté fuera del alcance de la inmensa mayoría de los mortales.

Pero aún siendo desmesuradamente caros, seguro que no alcanzan los precios que se han llegado a pagar por sus antepasados. Y para que te sirva de ejemplo te diré que en el año 2015 los expertos de RM Sotheby's subastaron uno en Monterey por 13 millones de dólares, el equivalente a más de 10,5 millones de euros. Y es que con tan solo siete ejemplares es bastante inusual toparse con uno en el mercado de 'ocasión'.