miércoles, 8 febrero 2023

Duesenberg SSJ. El coche 'made in USA' más caro de la historia

No nos vamos a acostumbrar en la vida y en la mayoría de los casos lo vemos injustificable, pero cada vez más se está convirtiendo en una costumbre ver clásicos Ferrari, Aston Martin, Jaguar y compañía que son subastados por cantidades que nos dan vértigo si las convertimos a pesetas.

Sin embargo es complicado ver que se pagan ese tipo de cantidades (el último Ferrari 250 GTO subastado ha costado 41,43 millones de euros) por un clásico fabricado en Estados Unidos.

Sólo fabricaron dos unidades

Pero los clásicos 'made in USA' cada vez son más valorados. Y ese es el caso de este impresionante Duesenberg SSJ del año 1935, una obra de arte que fue subastado por los especialistas de Gooding & Company en Pebble Beach y que ha tenido el privilegio de convertirse en el coche americano más caro de la historia.

Y es que por esta joya se han pagado 20 millones de dólares (17,2 millones de euros), cantidad que sube hasta los 22 millones una vez aplicadas las comisiones pertinentes, por lo que estamos hablando de un montante total de 18.790.000 euros.

Así este Duesenberg SSJ ha dejado en evidencia al vehículo tenía este privilegio hasta la fecha, pues en 2013 en Monterey se pagaron 14 millones por este Shelby 260 Cobra de 1962.

Para alcanzar semejante cifra hay que tener en cuenta detalles como el que tan sólo se fabricaron dos unidades del Duesenberg SSJ, además de que esta era la primera vez que un ejemplar sale a subasta.

Tuvo un propietario ilustre

También influye el que su primer propietario fuera un tal Gary Cooper y como curiosidad te diré que el otro ejemplar se lo compró un amigo suyo: Clark Gable.

Bajo el alargado capó delantero se esconde un corazón con ocho cilindros en línea equipado con compresor, el cual era capaz de generar la friolera de 400 CV, todo un disparate para aquellos entonces y que lo convertía en uno de los vehículos más rápidos de su época, pues anunciaba una velocidad máxima de 140 millas por hora, es decir, 225 km/h.