El DS 7 Crossback, en la nieve, como pez en el agua
TEST INVERNAL CON NEUMÁTICOS MICHELIN

El DS 7 Crossback, en la nieve, como pez en el agua

El DS 7 Crossback muestra su capacidad de adaptación al medio más exigente en una ruta por el Valle de Arán calzado con neumáticos Michelin de invierno

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

30 de Enero 2019 21:00

Comparte este artículo: 5 8

Pese a ser un SUV Premium, el DS 7 Crossback no le hace ascos a demostrar su capacidad en condiciones invernales. No en vano, uno de los mayores atractivos de los SUV son las posibilidades que ofrecen como vehículo de ocio y la temporada de nieve, las estaciones de esquí, son el perfecto escenario donde ponerse a prueba sus habilidades.

En DS lo saben y han dotada a su modelo estrella -principal artífice, con los 2.020 DS 7 Crossback comercializados, de los más 4.000 unidades vendidas por la marca en 2018- de todo lo necesario para salir airoso de las inclemencias del tiempo, pese a no disponer en su gama de la tracción total, lo que no es impedimento para que consiga excelentes resultados. Entre esas características destaca el sistema Advanced Traction Control, que adapta la motricidad de las ruedas delanteras en función de la superficie sobre la que circula.

Cinco modos de conducción y neumáticos Michelin

Dispone de cinco modos de conducción: Normal, Nieve, Barro, Arena o ESP Off, que se seleccionan pulsando una tecla junto a la palanca de cambios y entran en funcionamiento inmediatamente y con total suavidad. Y se combinan a la perfección con otra de las delicatesen que ofrece el DS 7 Crossback: el cambio automático EAT8 de 8 velocidades que con su tecnología de convertidor de par es una de las cajas más suaves, silenciosas y eficientes que hay en el mercado. Y garantizando unas elevadas prestaciones.

El complemento ideal para poner en valor las capacidades del DS 7 Crossback es la utilización de unos neumáticos de invierno -o preparados para poder circular en invierno- que garanticen motricidad, seguridad y prestaciones en todas las circunstancias. Y ahí la gama Michelin Alpin 5 -como neumático de invierno puro- o el Michelin Cross Cimate -un neumático de verano homologado para invierno que evita tener que llevar cadenas en el coche- es el socio perfecto.

Lo han vuelto a demostrar en esta prueba invernal que nos ha llevado hasta la estación invernal de Baqueira Beret. Un recorrido que se inicia en Lérida un día después de la primera gran nevada de este año 2019. Con este panorama, temperaturas bajo cero y un sol radiante ponemos rumbo a la estación de esquí en un DS 7 con neumáticos CrossClimate.

La carretera está limpia, pero en los márgenes se acumula la nieve caída y retirada por las máquinas quitanieves. Hay zonas en sombra donde se ha acumulado hielo y el asfalto está frio. Pero el DS7 viaja impasible, con un absoluto confort de marcha y con total seguridad. Con el modo Normal seleccionado, el SUV francés tiene un perfecto compromiso entre comodidad y prestaciones, manteniendo, además más carácter en las reacciones del motor que si activamos el modo ECO (con el que, por cierto, el cambio EAT8 se vuelve especialmente ahorrador).

Salimos del asfalto para hacer unas fotos y nos adentramos en una zona con un palmo de nieve de la que cualquier otro se hubiera arrepentido de pisar. Pero eso no para al DS 7 Crossback pese a sus grandes neumáticos. Al arrancar empieza a patinar ligeramente, pero activamos el modo Nieve y la capacidad de tracción se multiplica, lo que unido a los CrossClimate consigue devolver el coche al asfalto con absoluta normalidad.

Un gran viajero

La subida hasta Baqueira nos demuestra, de nuevo, que estamos ante un viajero incansable en cualquiera de sus alternativas, tanto sean las variantes de gasolina con los motores PureTech de 180 caballos o 225 caballos, o los BlueHDI de 130 y 180 caballos. El rendimiento de los motores y la elevada carga de dispositivos tecnológiicos y de sistemas de ayuda a la conducción, como el DS Connected Pilot -con características de conducción autónoma- el DS Park Pilot para aparcar de manera automática, la suspensión activa que se anticipa a las imperfecciones de la carretera y adapta los amortiguadores para ofrecer el máximo confort o el innovador sistema de visión nocturna nos recuerdan que estamos ante u

DS ha sentado con este 7 Crossback las bases de lo que quiere ser en el segmento de los modelos más distinguidos. Y el futuro más cercano se presenta brillante, con nuevas versiones de su buque insignia. Entre ellas destacará, con luz propia el DS 7 Crossback E-Tense, la versión híbrida enchufable que gracias a la combinación de un motor de gasolina con uno eléctrico - sumarán 300 caballos de potencia- se convertirá en un modelo de tracción total.

Su autonomía de 50 kilómetros NEDC (40 kilómetros con el nuevo protocolo WLTP) le permitirán disponer de etiqueta 0 de la DGT, lo que hará que pueda entrar en el centro de las ciudades que han establecido protocolos anticontaminación. Y la carga de su batería se podrá realizar, al completo, en solo dos horas en una toma de carga de 6,6 kWh.

El presente de la firma francesa es brillante... pero el futuro se aventura aún con mayor esplendor.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon