miércoles, 1 febrero 2023

DS 7 Crossback E-Tense. Se atreve con todo

Ya habíamos probado, a finales del pasado año el DS 7 Crossback E-Tense en los alrededores de París. Un recorrido por todo tipo de carreteras -autovías, carreteras de montaña, ciudad…- que incluía una zona off road embarrada y encharcada en la que el SUV de la marca premium francesa nos había sorprendido por su capacidad para salir de atolladeros. Una capacidad que no se corresponde con el estilo refinado y exclusivo del hibrido enchufable francés.

Con ese recuerdo, la marca francesa nos citó a una prueba invernal ya clásica, una experiencia en nieve, en Baqueira Beret, en la que volver a poner a prueba las capacidades del DS 7 Crossback. Con la colaboración de Michelin, que montaba en los DS 7 Crossback E-Tense los neumáticos de invierno Michelin Alpin 5 SUV, el recorrido nos llevaría desde Lérida a la estación de esquí donde, sobre la nieve y el hielo podríamos confirmar lo que ya nos había impresionado en noviembre.

Todo perfecto, al llegar a la estación del AVE de Lérida, los coches dispuestos con el neumático de invierno montado. Todo listo para un recorrido invernal… salvo la nieve. Estos días de febrero casi primaverales -temperaturas de más de 15 grados durante el día y sin llegar al 'bajo 0' durante la noche- han acabado con la nieve caída y así, durante el recorrido de más de 170 kilómetros entre Lérida y Baqueira, no hemos visto nieve.

Un viajero a todo lujo

Sin embargo sí hemos podido volver a probar las virtudes en carretera del DS 7 Crossback E-Tense. Sus 300 caballos y su tracción total gracias a la ubicación de un motor eléctrico en cada eje, convierten al SUV francés en un auténtico 'tiro'. En el recorrido por carreteras de montaña muestra todas las virtudes de un coche familiar, que permite viajar con gran amplitud y a todo confort. Y además, con unas prestaciones sobresalientes. No hace falta llevar el modo Sport conectado para que sus reacciones sean vivas y casi instantáneas. Solventa los adelantamientos en un santiamén y gracias a la suavidad y rapidez del cambio -y a disponer de levas en el volante- podemos hacer una conducción muy dinámica.

En el recorrido por carretera vamos jugando con los diferentes modos del cambio. En el 'Electric' se mueve con 0 emisiones durante un máximo de 58 kilómetros y hasta una velocidad máxima de 135 km/h. En el modo 'Hybrid' busca la optimización del flujo de energía para conseguir la mejor eficiencia. En el modo 'Sport' se consiguen las sensaciones más deportivas gracias a que trabajan en común el motor de combustión y los eléctricos para conseguir el mayor rendimiento. El modo 'Confort' activa el DS Active Scan Suspension para ajustar la suspensión al estado de la carretera y, por último, el modo '4WD' permite utilizar la tracción total.

Además, como buen modelo eficiente, ofrece las máximas alternativas para mantener o utilizar la energía acumulada durante la deceleración y la frenada en su batería de 13,2 kWh. La función 'e-Save' permite que el conductor reserve la energía eléctrica acumulada para utilizarla cuando se considere necesario. Se puede guardar toda la disponible en la batería o la suficiente para recorrer 10 o 20 kilómetros. Además, la función Brake que se activa en la palanca de cambios, permite aumentar la regeneración de la energía en la frenada, lo que se muestra, además, muy interesante durante nuestro recorrido, pues en zonas de curva en bajada no es necesario, prácticamente, tocar el freno y basta con levantar el pie del acelerador para que el coche comience a retener.

Con grandes virtudes off road

En mitad del recorrido, visto que no hay nieve donde poner a prueba las capacidades del coche, nos espera una experiencia off road preparada en un circuito de una escuela de motocross. El DS 7 Crossback muestra ahí grandes virtudes para salir sin problemas de las trampas a las que se enfrenta. Los problemas más importantes los tiene con la configuración de su carrocería, donde tanto los ángulos de ataque o la altura al suelo no le permiten hacer mucho el 'cabra'. Pero si somos cuidadosos saldremos de todos los apuros. Y gracias a la tracción total y al par instantáneo de los motores eléctricos el DS 7 Crossback E-Tense no se detiene ante nada.

Tras ese circuito el final del trayecto hasta Baqueira nos lleva por el puerto de la Bonaigua, una subida con las clásicas horquillas, donde el SUV francés demuestra mucho carácter. El bajo centro de gravedad debido a la ubicación de las baterías bajo el asiento trasero le dotan de mucho aplomo. No balancea en exceso aunque la subida se hace a buen ritmo. Y los 300 caballos están siempre dispuestos para cuando es necesario. Aunque no haya nieve nada más que en las pistas de Baqueira, el recorrido ha merecido la pena. Un año más la experiencia de conducción invernal de DS permite descubrir que con los modelos franceses no se hace solo 'conducción de salón'.

Michelin Alpin 5 SUV. Aliado perfecto… si hubiera invierno

El neumático de invierno de Michelin fue el socio perfecto del DS 7 Crossback E-Tense. La marca francesa ha creado unas gomas especiales para los SUV tan de moda en la actualidad desarrolladas bajo la familia Alpin, un neumático de invierno creado para mantener el nivel de seguridad a bajas temperaturas, garantizando la adherencia en suelo seco, pero también en suelo mojado, e incluso con nieve. Un neumático cuyo rango de eficacia mejora según bajan las temperaturas y con el que ya no es necesario poner cadenas.

Y aunque su uso está aconsejado para condiciones invernales rigurosas, la realidad que hemos podido comprobar en nuestro recorrido, con temperaturas y climatología casi primaveral es que se comportan a la perfección también en esas condiciones más benignas. Aunque donde realmente marcan diferencias es en carreteras mojadas, nevadas o heladas donde permiten circular con la máxima seguridad. Con ellos se consigue una importante mejora en la frenada y la resistencia al aquaplanning; en nieve ofrecen una tracción óptima y nunca se bloquean. Y de cara a la conducción off road cuentan con una arquitectura lateral reforzada.