jueves, 18 agosto 2022

¿Conoces las diferencias entre punto negro y tramo de concentración de accidentes?

En 2021 perdieron la vida en un accidente de tráfico fuera de la ciudad un total de 1.004 personas, de las cuales el 72% viajaban por vías convencionales y el 28% por autopistas o autovías. Se trata de un dato falseado por las restricciones de tráfico debidas a la pandemia, pero si viajamos hasta 2019 vemos que las cifras de siniestralidad vial dejaron 1.098 muertos en las carreteras, un dato bastante superior. Y es que durante los años anteriores hubo un incremento en los indicadores de accidentes de tráfico.

A la hora de analizar el tipo de vía por su accidentalidad, existen tres tipos de clasificaciones en España: los puntos negros en la carretera, los tramos de concentración de accidentes y los tramos de riesgo de EuroRAP. Los más sonados son los dos primeros, pero mucha gente no tiene clara la diferencia y conocerla es importante para saber interpretar bien los datos en una época de tanto movimiento como es el verano… sobre todo este verano en particular.

Tramos de concentración de accidentes

Seguimos aprendiendo terminología básica que escuchamos e incluso utilizamos en el día a día… y mucho más en verano. La segunda categoría que se puede encontrar en los análisis de las carreteras en España son los tramos de concentración de accidentes, o TCA. Quizás los puntos negros son más habituales en nuestra jerga cotidiana, pero no debemos dejar de aprender esta definición.

En España la definición más utilizada desde el Ministerio de Fomento es la siguiente: “Aquellos tramos de la red que presentan una frecuencia de accidentes significativamente superior a la media de tramos de características semejantes. En ellos, previsiblemente, una actuación de mejora de las infraestructuras puede llevar a una reducción efectiva de los accidentes”.

dgt