lunes, 4 julio 2022

El día 1 del Renacimiento de Lancia

Lancia, la marca italiana que representa la elegancia, el clasicismo, el estilo –aunque también la deportividad en los rallys- vuelve. Y lo hace con una primera presentación de la que hemos sido testigos en Turin, en la factoría de Mirafiori. Ahí, Luca Napolitano, máximo responsable de la marca, ha desgranado las líneas maestras de esta nueva vida que se inicia para Lancia.

Hay una filosofía que cuenta Napolitano –antiguo responsable del Grupo Fiat en España- va a tener la marca italiana: “Hacer las cosas bien. Una detrás de otra”. Y eso se ha transmitido durante toda su presentación. El reto es mayúsculo, porque la marca, que actualmente solo comercializa un modelo, el Ypsilon del que han vendido ya 3 millones de unidades, y solo en Italia, quiere llegar al mercado europeo y tratar de competir entre los premium. “Con humildad”, como confiesa Napolitano.

Lanzamientos Lancia.
Lanzamientos Lancia

En ese reto, que él se plantea como un gran honor, ya han sido encuadrados en la unidad de negocio de las marcas premium de Stellantis –Alfa Romeo y DS además de Lancia-, justo un escalón por debajo de la marca de lujo del grupo: Maserati. Y con un objetivo para el que no se ha anunciado fecha, pero que, conociendo a Carlos Tavares, será clave: deben aumentar los ingresos de la compañía del 4 al 11 por ciento.

Un nuevo Lancia cada dos años

Para ello, hay un plan de negocio y una calendario que incluye la creación de una gama de productos, todos ellos electrificados y que a partir de 2028 ya serán absolutamente eléctricos. Con un lanzamiento cada dos años, se han anunciado –o más bien se han esbozado- los tres primeros modelos. En 2024, el nuevo Lancia Ypsilon –con tecnología híbrida y también eléctrico. En 2026, un SUV del segmento C -que internamente llaman Aurelia en honor a uno de los modelos más legendarios de la firma, aunque no se llamará así– totalmente eléctrico y en 2028, el Delta, la reinterpretación de un compacto del segmento C, totalmente eléctrico y que haga honor a lo que el Lancia Delta ha significado no solo en la marca, también entre los aficionados.

Luca Napolitano y el equipo de Lancia.

Ese es el primer paso en cuanto al producto, pero preguntado Napolitano sobre cuál sería la dimensión normal de una futura gama de Lancia, no da pistas. “Iremos paso a paso. Hay que ir ganando la credibilidad del mercado”. El Ypsilon está prácticamente definido y listo para ser mostrado; y el ‘Aurelia’ muy avanzado. Y después llega el momento de preparar el Delta como este se merece. Poco a poco es lo que transmite Luca.

Y para esa introducción tampoco se van a lanzar a lo loco. Todo lo contrario. Quieren ir reconstruyendo la marca país por país. Volver a conquistar a los amantes de los automóviles que siempre han tenido a Lancia entre sus marcas de referencia. En unos casos por la deportividad –sigue siendo la marca que acumula más victorias en el Mundial de Rallys aunque esa vertiente deportiva no se va a reflejar en esta nueva era- o por la creación de modelos inolvidables para cualquier aficionado como el Aurelia, Flaminia, Stratos o, por supuesto el Delta.

Cinco países para empezar

Cinco van a ser los países que, junto a Italia, van a ser el escenario de la nueva vida de Lancia. Y la elección ha sido en base a tres criterios. El primero es el amor y la pasión por el «Made in Italy». Eso ha incluido a España, Bélgica y Francia como países de referencia. El segundo es la importancia de las ventas online –en la estrategia de Lancia está el objetivo de conseguir un 50 por ciento de ventas online-, y en esto Holanda y Alemania son los países más representativos. Y el tercer criterio es El el tamaño del segmento B premium, y en ese criterio los cinco países están en las primeras posiciones.

En España, por tanto, seremos de los primeros en volver a disfrutar, a partir de enero de 2024, cuando llegue el Ypsilon, de esa peculiar forma de entender el automóvil de Lancia. Al frente de la nueva marca en España se va a situar Francesco Colonnese, que también tiene la responsabilidad en nuestro país de Alfa Romeo. Colonnese ve esta vuelta de Lancia como un gran reto y una tremenda oportunidad; y ya está manos a la obra en el trabajo no solo de volver a recuperar la marca y su imagen, sino también empezar a poner las bases de la estructura de futuro de Lancia.

Franceso Colonnese

Después de estos cinco países llegarán más; pero no hay ni fechas ni objetivos, ni está definido el orden en el que se irán incorporando. Con estos primeros cinco países, Lancia estará presente en 60 grandes ciudades con una red de 100 concesionarios y el 50 % de las ventas serán online. Y con una gama que va a cubrir alrededor del 50 por ciento del mercado premium en cuanto a modelos.

Sostenibilidad, diseño, atención al cliente… pilares de Lancia

El plan a diez años no solo está aprobado por Stellantis, también tiene recursos asignados para desarrollarse. Los pilares principales son los tres modelos. El nuevo Lancia Ypsilon, que rondará los 4 metros de largo, pertenecerá al segmento B de las berlinas y se lanzará con una motorización 100% electrificada. Un coche para el que se baraja la factoría de Figueruelas como centro de producción, pues parece que compartirá plataforma con el Opel Corsa, por ejemplo… Pero eso no lo ha confirmado Napolitano.

En 2026 llegará el nuevo buque insignia, ese SUV de 4,6 metros de longitud que no se llamará Aurelia y con el que la marca atacará el segmento más grande de Europa. Y dos años más tarde, el nuevo ‘Delta’, con 4,4 metros de longitud y la misma plataforma sobre la que Stellantis ha creado el Peugeot 308, el Opel Astra o el DS 4. Eso sí, con la elegancia y el estilo propio de líneas esculpidas y musculosas que están en el ADN de Lancia.

«Lancia ahora está lista para volver a Europa, dando un primer paso para convertirse en una marca creíble y respetada en el segmento premium. Somos la marca italiana de la elegancia y este es nuestro Renacimiento. La innovación y el diseño atemporal siempre han sido nuestros valores fundamentales y queremos sumarles sostenibilidad, orientación al cliente y responsabilidad, porque miramos al futuro con gran ambición». Las palabras de Luca Napolitano son el inicio de la nueva era, pero también el recuerdo que muchos aficionados tienen de esta marca que acaba de cumplir 115 años y que vuelve con toda la ilusión del mundo.