sábado, 4 febrero 2023

Este detalle común en muchos coches te puede costar 200 euros

Hay un elemento común en muchos vehículos que puede conllevar sanción por parte de las autoridades. Nada más y nada menos que 200 euros. ¿De qué estamos hablando? Sin duda, la luz. La temida luz fundida. Y es que circular con una luz fundida en el vehículo conlleva una sanción de esta cuantía. En la actualidad, por cierto, no es obligatorio llevar un juego de lámparas de recambio en el coche como antes… ¿a qué se debe?

No tardaremos en revelarte el motivo, y es que muchos coches montan faros con lámparas de xenón o LED, incluso también en los pilotos traseros, que no son reparables por uno mismo de manera tan sencilla como cambiando una simple bombilla. Esos tiempos ya pasaron.

Eso sí, si tu coche no tiene xenón ni led, lo mejor de todo será que lleves un juego de lámparas de recambio porque podrían salvarte de pagar la multa de 200 euros. Es más, puede que te inmovilicen el vehículo, al poder subsanar el problema tú mismo en el momento en el que te paren los agentes. Si por pereza has conducido con una visión limitada… puede salirte muy caro.

Llevar fundido un indicador de dirección también cuesta 200 euros

¿Qué pasa por llevar una luz trasera fundida? Pregunta que mucha gente se hará. Sin malicia, sin mala fe… solo por curiosidad. Aquí se aplica el mismo criterio que en el caso de las luces delanteras. De hecho, es más frecuente que se produzca la inmovilización del vehículo por un fallo en el alumbrado trasero que en el delantero.

Si tenemos fundidas las luces de freno, o las de posición traseras, nos pueden inmovilizar el vehículo al no ser visibles para el resto del tráfico… y por supuesto no vamos a poder librarnos de la sanción de 200 euros, a cargo de los agentes de la DGT.

luces