miércoles, 30 noviembre 2022

Este detalle común en muchos coches te puede costar 200 euros

Hay un elemento común en muchos vehículos que puede conllevar sanción por parte de las autoridades. Nada más y nada menos que 200 euros. ¿De qué estamos hablando? Sin duda, la luz. La temida luz fundida. Y es que circular con una luz fundida en el vehículo conlleva una sanción de esta cuantía. En la actualidad, por cierto, no es obligatorio llevar un juego de lámparas de recambio en el coche como antes… ¿a qué se debe?

No tardaremos en revelarte el motivo, y es que muchos coches montan faros con lámparas de xenón o LED, incluso también en los pilotos traseros, que no son reparables por uno mismo de manera tan sencilla como cambiando una simple bombilla. Esos tiempos ya pasaron.

Eso sí, si tu coche no tiene xenón ni led, lo mejor de todo será que lleves un juego de lámparas de recambio porque podrían salvarte de pagar la multa de 200 euros. Es más, puede que te inmovilicen el vehículo, al poder subsanar el problema tú mismo en el momento en el que te paren los agentes. Si por pereza has conducido con una visión limitada… puede salirte muy caro.

Los matices de los 200 euros…

Hecha la ley, hecha la trampa. Si, por ejemplo, tenemos fundida una luz de cruce delantera pero funciona la luz de posición de ese lado, podemos continuar el viaje. Algo muy distinto ocurrirá en el caso de que no funcionen ni la de posición ni la de cruce de un mismo lado. Los agentes pueden considerar que no somos lo suficientemente visibles. Tanto es así que podrían llegar a confundirnos con una moto el resto de conductores y, en ese caso, sí se podría llegar a inmovilizar el vehículo.

Luces optimas