jueves, 18 agosto 2022

Lo que debes saber para escoger entre un coche eléctrico o uno de combustión interna

Debemos aclarar, que el coche eléctrico se presenta como una solución idónea a la reducción de la dependencia energética, y sobre todo para la merma de emisiones contaminantes. No obstante, estas afirmaciones y las comparaciones con el vehículo tradicional dependen del origen de la electricidad empleada para la alimentación de las baterías, que en España actualmente supone unas radiaciones de dióxido de carbono de 0.276 kg/kWh generado. Aun cuando, el ejemplar de combustión interna y el eléctrico contribuyen a la dispersión de gases al medio ambiente. Por ende, la primera alternativa evidencia una multitud de fuentes emisoras de CO₂ que se esparcen en el aire, por lo que es bastante complejo la captura de sus partículas.

Mientras, que la segunda opción tiene la ventaja que la electricidad que consume la unidad se genera en grandes centrales eléctricas, en consecuencia es una emisión concentrada y controlada a la que es posible aplicar técnicas de detención y almacenamiento segura del vapor. Por ello, a continuación en el video observaremos la comparación entre un coche normal y uno sustentable de características similares. En conclusión, a la teoría que se llega es que desde el punto de vista de emisiones y especialmente en zonas urbanas, el eléctrico resulta menos contaminante, siendo esta diferencia mínima en el transporte de carrera. Pero, sin dudas, el principal inconveniente para los conductores, al menos en la actualidad, es el elevado precio de los coches eléctricos.