martes, 6 diciembre 2022

Dähler BMW M2 Coupé. Con el corazón de los M3 y M4 Coupé

He de confesar que ya he tenido ocasión de poder conducir el nuevo BMW M2 Coupé y reconozco que a día de hoy es uno de los juguetes más divertidos que puedes tener en tu garaje y puedes disfrutar tanto en carreteras abiertas como en track days. El nuevo BMW M2 Coupé brilla con un comportamiento envidiable, es más ligero que sus hermanos mayores y los 370 CV que genera su propulsor 3.0 TwinPower Turbo le proporcionan prestaciones asombrosas, ya que si está equipado con el cambio M DKG de 7 velocidades puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,3 segundos y también puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, limitados electrónicamente.

1 RH25ac4qR81Fz Motor16

Pero también entiendo que hay un público algo «especial» que necesitan más. En ellos ha pensado el preparador suizo Dähler Design & Technik GmbH, quien para comenzar ha ideado tres niveles para potenciar el propulsor de los BMW M2 Coupé, conocido con el código N55. La primera etapa eleva su potencia hasta los 410 CV, con un par máximo de 600 Nm (de serie ofrece un par máximo de 465 Nm). Esta versión ya baja de los cuatro segundos para acelerar de 0 a 100 km/h y su velocidad máxima ronda los 300 km/h.

Hasta 450 CV con el motor de serie

Por encima aparece la etapa 2, que genera 430 CV y 630 Nm, mientras que para los que aún necesitan más potencia, está la etapa 3, que es capaz de proporcionar nada menos que 450 CV, por lo que su velocidad máxima supera los 300 km/h.

2 RH25ac4qR81Fz Motor16

Aquí no acaba la cosa, porque los especialistas de Dähler nos permiten transplantar un nuevo corazón. Eliminan de la parte delantera el mencionado N55 y lo sustituyen por el S55, que es precisamente el que utilizan los BMW M3 y BMW M4 Coupé. Este motor genera de serie 431 CV y 550 Nm, por lo que con la etapa 3 antes descrita «nos lo merendamos». Por ese motivo Dähler también ha jugado con este propulsor y consigue que genere un total de 540 CV, mientras que su par máximo también escala hasta los 730 Nm. Ahora el BMW M2 Coupé puede acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de 3 segundos y su velocidad máxima es de 320 km/h.

Incluso habrá versión clubsport

Todo esto se adereza con un sistema de escape fabricado en acero inoxidable, una nueva suspensión completamente regulable, además de un sistema de frenos con pinzas delanteras de ocho pistones, que muerden unos discos perforados de 400 milímetros de diámetro. Ahora bien, su estética no va en consonancia con lo que esconde bajo su capó, pues sólo recibe estas llantas de 20 pulgadas, un discreto alerón trasero y algunos adhesivos en color negro.

Al margen de todo esto, Dälher ha confirmado que está trabajando en un un programa que convierte al BMW M2 Coupé en un vehículo de competición. Cuenta con un kit para potenciar su motor, se prescinde de infinidad de elementos interiores para rebajar su peso, nuevos componentes aerodinámicos, asientos de competición, jaula de seguridad, arneses de seis puntos, neumáticos de carreras…