jueves, 6 octubre 2022

Estas son las cosas que jamás puedes dejar dentro de tu coche cuando hace calor

El calor nos gusta, nos activa, nos mueve a salir y a hacer planes… pero también tiene sus inconvenientes. Hay dos cosas que pueden suceder con más probabilidad en un coche en verano que en cualquier otra época del año. Primero, en verano se producen más robos de vehículos que nunca. Y ya sabes que cuando te roban el coche, pierdes todas las cosas que haya en su interior.

En segundo lugar, una investigación realizada por la Universidad Estatal de San Francisco ha venido a demostrar que un vehículo estacionado bajo la luz solar directa en un día con una temperatura exterior de tan solo 22 grados puede llegar a alcanzar una temperatura interior de hasta 48 grados a la hora. Por tanto, mucho de lo que está dentro podría terminar dañado por el calor si no tienes cuidado. ¿Qué entra en esta categoría? En realidad, casi de todo.

Cuidado con personas y animales

Cómo no empezar con lo más importante. No será el primer caso ni el último, incluso en un día con temperaturas agradables, en el que un niño fallece por quedarse en un coche mientras su padre hacía un recado. Los niños y las mascotas dentro de los coches están en riesgo, ya que las temperaturas dentro de un vehículo estacionado todavía pueden subir a niveles potencialmente mortales. Es sencillo de entender.

Da igual lo rápido que seas. No valen excusas. Incluso si vas a una tienda a por un solo artículo o si solo vas a dejar una carta en la oficina de correos, puede surgir algo inesperado y dilatarse el asunto. En esa circunstancia, estarías poniendo en riesgo a cualquier ser vivo que hubiera en tu coche. Ahora bien… hablando ya de objetos específicamente, ¿cuáles se pueden echar a perder?

Palabras encadenadas