Conducimos el Skoda Octavia RS. Deportivo racional
DIÉSEL, GASOLINA Y PHEV

Conducimos el Skoda Octavia RS. Deportivo racional

La cuarta generación del Octavia RS combina a la perfección la lógica racional habitual en el Octavia, con la deportividad de las siglas RS. Y suma a los clásicos diésel y gasolina una versión híbrida enchufable con etiqueta 0. Un deportivo para toda la familia que brilla por rendimiento y confort.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

29 de Marzo 2021 21:00

Comparte este artículo: 0 0

Hace 20 años, Skoda lanzaba la versión más prestacional del Octavia. Bajo las siglas RS, la marca checa sacaba el lado más emocionante de un modelo que hasta ese momento era pura racionalidad gracias a su habitabilidad interior, a su enorme maletero y a una gama mecánica caracterizada por la robustez y la sobriedad.

Eran 180 los caballos que desarrollaba aquel primer Octavia RS. Y sobre esa base la firma checa ha ido creando una familia de Octavias que han añadido la emoción al resto de virtudes habituales en el Skoda más vendido de la historia. Una familia que ha evolucionado en estos 20 años. De aquel RS con carrocería sedán y 180 caballos la gama se ha ido desarrollando a lo largo de las tres generaciones.

En su trayectoria se han sumado la carrocería familia Combi para aumentar aún más la polivalencia. Al primer cambio manual de cinco velocidades ha ido derivando hacia cajas manuales de seis marchas; luego DSG de doble embrague y seis velocidades, hasta llegar al cambio automático DSG de doble embrague con siete marchas. También ha incorporado el Octavia RS versiones de tracción total a lo largo de su historia.

Más de 277.000 vendidos

Y en cuanto a las tecnologías de propulsores, a aquel 1.8 Turbo de gasolina de la primera generación se han ido sumando otras alternativas: los diésel llegaron en 2006 con 170 caballos bajo el capó y ambos -gasolina y diésel- fueron evolucionando hasta alcanzar los 184 caballos en los motores diésel en 2013 y los 245 en el caso del gasolina en el tercer Octavia RS, en 2017.

Pero parece que eso no era suficiente en la marca checa, que ahora, aprovechando la tecnología híbrida enchufable de su gama iV, añade un nuevo atractivo al Octavia RS. Un atractivo con el que pretende seguir conquistando clientes, pues no en vano, de las tres generaciones anteriores del Octavia RS se han vendido más de 277.000 unidades.

La nueva generación del Skoda Octavia RS se ofrece con lo más de lo más creado por Skoda a lo largo de su historia. Su gama mecánica contempla tres variantes en cuanto al propulsor y una sola alternativa para la caja de cambios. El nuevo Skoda Octavia RS solo va a estar disponible con una caja automática DSG de doble embrague con siete velocidades. No hay opción a cambio manual; ni tampoco a la tracción total que reservan para el Octavia Scout.

A cambio ofrecen tres tipos de propulsor diferente, con los más avanzados motores de la firma -y del Grupo Volkswagen-. En gasolina el encargado de mantener el pabellón es el 2.0 TSI de 245 caballos. En diésel cuenta con la nueva generación de motores 2.0 TDI EVO, con 200 caballos bajo el capó. Y la tercera alternativa, el Octavia RS iV cuenta con una combinación del motor 1.4 TSI de 150 CV y un motor eléctrico de 85 kW. Son en total 245 caballos. con un par motor de 400 Nm. Con 60 kilómetros de autonomía eléctrica -gracias a un batería de ion litio de 39 Ah, emite unos 30 g/km de CO2, alcanza los 225 km/h de velocidad máxima, acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,3 segundos y, como guinda, logra la etiqueta 0 de la DGT.

Pero no solo está la deportividad en el Octavia bajo el capó. Porque todo está pensado para ofrecer no solo rendimiento; también comportamiento. Por ello, el nuevo Skoda Octavia RS cuenta con un equipamiento pensado específicamente para conseguir sacar el máximo carácter al coche. Cuenta con un chasis deportivo de serie rebajado 15 mm en altura y con DCC (Dynamic Chassis Control) en opción. Además la aerodinámica ha sido optimizada y dispone de elementos específicos para este apartado, como un unas nuevas tomas de aire, un difusor delantero específico, aletas aerodinámicas o unos alerones RS tanto en la berlina -sobre el capó-, como en el Combi -en el techo-. A ello se suman elementos que redondean el estilo deportivo, como faros Matrix full LED, llantas de aleación de 18 pulgadas (pueden ser de 19 pulgadas en opción), pinzas de freno rojas y faldones y alerón exclusivos.

También para ofrecer la mejor experiencia de conducción dispone de elementos que ayudan al conductor, como el Virtual Cockpit con configuración adicional Sport, el selector de Modo de Conducción con nuevo modo RS, el cambio DSG con tecnología shift-by-wire, la dirección progresiva de serie o la cámara de visión trasera. Y redondea el equipo de asistentes con elementos como el Asistente de Prevención de Colisiones, el Asistente de Giro y la Alerta de Salida o la Alerta de Tráfico Local.

Dinámica sobresaliente

Todo esto hay que traducirlo a un comportamiento emocionante en la carretera. Y aquí el resultado es brillante. A nuestra disposición, en la presentación nacional en los alrededores de Madrid, un Octavia RS berlina con el motor de gasolina de 245 caballos. Nos acomodamos en su interior y los asientos tipo bacquet nos 'abrazan'. Comodidad y sujeción a partes iguales, y frente a asientos más racing, estos prometen kilómetros y kilómetros de confort. Arrancamos y el sonido ya delata lo que hay bajo el capó... Y aún existe la posibilidad de equiparlo con un sonido deportivo opcional.

Nos ponemos en marcha por unos tramos de carretera utilizados durante muchos años por el Rally de Madrid. El Octavia RS nos cautiva desde el primer momento por su dinámica. Una estabilidad a toda prueba, una dureza justa en sus suspensiones, con un compromiso perfecto entre confort y deportividad. La dirección es precisa y directa; el cambio ágil y suave; los frenos 'muerden' si se les exige. Y en el recorrido enlazar curvas e ir buscando siempre un ritmo vivo es pura diversión.

Noble de reacciones, ágil al máximo y muy confortable, el Octavia RS nos vuelve a recordar que con una berlina tradicional las sensaciones deportivas están garantizadas. Y, por supuesto la racionalidad de un modelo que permite que esa deportividad la disfrute la familia al completo.

A eso podemos sumarle un nuevo aliciente, con un precio que prácticamente no tiene comparación entre sus rivales naturales. Un precio que incluyendo financiación y promoción de la marca parte de los 32.500 euros para el Octavia RS de gasolina en versión sedán y solo 100 euros más para el Combi.

Estos son los precios

Octavia RS

2.0 TSI 245 CV DSG 7 velocidades 37.490 euros (32.500 financiado y con promoción)

2.0 TDI 200 CV DSG 7 velocidades 38.110 euros (33.100 financiado y con promoción)

PHEV: 1.4 TSI 110kW (150 CV) / 180kW (245 CV) DSG 6 velocidades 40.540 euros (35.700 financiado y con promoción)

Octavia Combi RS

2.0 TSI 245 CV DSG 7 velocidades 38.190 euros (32.600 financiado y con promoción)

2.0 TDI 200 CV DSG 7 velocidades 38.810 euros (33.200 financiado y con promoción)

PHEV: 1.4 TSI 110kW (150 CV) / 180kW (245 CV) DSG 6 velocidades 41.240 euros (36.400 financiado y con promoción)

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon