jueves, 1 diciembre 2022

Conducimos el nuevo Seat Ateca. Quiere ser el primero

Los SUV ya suponen un 50 por ciento de las ventas de Seat y la marca española calcula que en los próximos diez años este segmento crezca todavía un 80 por ciento más a nivel mundial. No es de extrañar por tanto que los SUV o Todocamino se hayan convertido en uno de los pilares fundamentales de la marca española gracias a sus modelos Arona, Ateca o Tarraco, apoyando comercialmente al exitoso Seat León, líder del mercado español. En este sentido el segmento SUV en nuestro mercado sigue liderado por el Nissan Qashqai, aunque seguido de cerca por un Seat Ateca que ahora recibe un buen empujón de la marca para intentar superar a su rival. Dicho empujón afecta al diseño, a la conectividad, a la seguridad, a la llegada de un nuevo acabado y al cambio experimentado a nivel emisiones en sus propulsores, sobre todo en los diésel.

Exteriormente el Ateca tiene más consistencia y mayor personalidad, algo de lo que carecía el modelo anterior. Los nuevos paragolpes hacen crecer al Ateca un total de 18 mm pero el resto de medidas se mantienen asegurando una de las mejores relaciones del segmento entre tamaño y habitabilidad. Por dentro el coche también se pone al día para ofrecer acabados más sofisticados que le permiten ganar en refinamiento y clase. Por ejemplo, el conductor se beneficia de un volante de nuevo diseño y que puede ser calefactable.

El todocamino español fabricado en la República Checa también recurre ahora a un parabrisas térmico con un revestimiento invisible Climacoat que consigue que el parabrisas se pueda descongelar en solo 2-3 minutos. El reglaje del asiento del conductor ahora puede ser eléctrico (en todas las versiones menos en la Reference) por 426 euros con 12 posibilidades de ajuste y con función de memoria. Además, el propietario del nuevo Ateca va a encontrar una nueva pantalla de info-entretenimiento de 9,2 pulgadas y acceso inalámbrico a Android Auto y Apple CarPlay, además de conectividad desde fuera con Seat Connect. Y el reconocimiento de voz (a través de la frase de activación «Hola, Hola» o bien desde el volante) muy evolucionado, permite interactuar con el nuevo sistema de info-entretenimiento utilizando un lenguaje natural.

Gran calidad de rodadura

El Ateca mantiene intacta la calidad de pisada desde la versión básica con el motor más modesto. Sin apenas balanceos, el todocamino de Seat se agarra al asfalto con sorprendente eficacia a pesar de su alto centro de gravedad. Y el ritmo que puede mantener en carreteras muy viradas es semejante al que se puede mantener con un pequeño GTI y a una buena distancia de lo que podemos encontrar en este segmento, que es mucho. Si además cuenta con tracción total o suspensión regulable (esta última opción disponible por 730 euros en todos los acabados y motorizaciones menos en Reference y con el motor de 115 CV), el resultado no puede ser más satisfactorio.

La gama Ateca está compuesta por los acabados Reference, Style, el nuevo acabado X-Perience GO que sustituye al Excellence, y el acabado más deportivo FR. El X-Perience GO aporta un toque más robusto y aventurero de carácter off-road gracias a la incorporación de parachoques específicos delantero y trasero, spoiler delantero con estética de aluminio, pasos de rueda en color negro, colas de escape simuladas así como molduras laterales, delanteras y traseras con acabado de aspecto aluminio. Sin embargo Seat de momento no lo ha querido asociar a la tracción total en España, como tampoco ha querido combinar la tracción total con los motores diésel, aunque otros países sí lo ofrecerán.

El Acabado X-Perience GO, que se puede combinar con el motor 1.5 TSI de 150 CV con cambio manual o automático y con el 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual, supone un sobreprecio de 2.330 euros respecto al acabado Style, añadiendo respecto a este, el Detector de ángulo muerto + Alerta de tráfico posterior + Asistente de Pre-Colisión, el Reconocimiento señales de tráfico, la Dirección Progresiva, el Control de descenso en versiones 4Drive (de momento no disponibles con este acabado) y las Luces antiniebla de LED con función cornering + Intermitentes dinámicos. Por su parte el Ateca X-Perience GO es 1.790 euros más barato que el acabado FR.

Con motores más eficientes y limpios

Respecto a los motores, todas los TDI incorporan un nuevo sistema doble de dosificación de SCR (Catalizador de Reducción Selectiva), que incluye una inyección dual de AdBlue para reducir significativamente las emisiones de NOx en comparación con los motores diésel de la anterior generación. El resultado es una gama de motores diésel que cumplen con los estrictos requisitos de las normas de emisiones Euro 6AP. De momento sólo está disponible el 2.0 TDI de 150 CV con cambio manual o DSG, pero un poco más adelante el bloque TDI de 1,6 litros que estaba disponible anteriormente para la variante menos potente de 115 CV ha sido reemplazada por un 2.0 TDI de igual potencia pero con mejores prestaciones, aunque de momento la marca no ha comunicado los datos. Lo que sí sabemos, a modo de ejemplo, es que el 2.0 TDI de 150 CV mantiene la aceleración de 0 a 100 km/h en 8,8 segundos del modelo anterior, pero reduce el consumo medio de 5,6 a 5,3 l/100 km.

En gasolina el Ateca está disponible con un motor tricilíndrico 1.0 TSI de 115 CV, asociado a una transmisión manual de seis relaciones. Y también con un 1.5 litros con cuatro cilindros disponible tanto con transmisión manual de seis velocidades, como con DSG de doble embrague de siete relaciones. Este último cuenta con gestión activa de cilindros (a veces trabaja solo con dos cilindros para reducir el consumo y maximizar la eficiencia) y es el más solicitado por los clientes porque hay que tener en cuenta que en este segmento el mix de ventas es 48 por ciento gasolina, un 36 por ciento diésel y un 16 por ciento para los híbridos. La versión más potente en gasolina es el 2.0 TSI de 190 CV unido exclusivamente a la transmisión DSG-7 de doble embrague y al sistema de tracción total 4Drive. Esta combinación seguirá haciendo las delicias del tipo de comprador más dinámico ya que tanto prestaciones como comportamiento están al mejor nivel para hacer la competencia incluso a modelos de prestigio de marcas Premium y mucho más caras. Aunque el precio de esta versión parte de los 40.500 euros.

Los sistemas de seguridad incorporados en el nuevo Ateca, permiten hablar del todocamino de la marca española como uno de los más seguros del mercado. Y es que el coche ya incorpora de serie o en opción sistemas como el asistente de pre-colisión (pre-Crash Assist), control de crucero adaptativo (ACC), asistente de viaje (Travel Assist), asistente de emergencia (Emergency Assist), sistema de alerta de tráfico posterior al salir del aparcamiento (Exit Assist), o el asistente de presencia de vehículos en el ángulo muerto del retrovisor hasta en 70 metros (Asistente Lateral). A ello hay que sumarle un total de 7 airbags incluido el de rodilla para el conductor, el detector de fatiga, los faros Full LED o el sistema de frenado postcolisión, todo ello de serie desde el acabado Reference.

El Ateca estará disponible en España desde 24.280 euros para la versión 1.0 TSI 115 CV en acabado Reference de equipamiento muy completo, que se convierten en 18.700 si aplicamos todos los descuentos posibles, incluida la financiación. La marca asegura que ha mantenido los precios respecto al modelo anterior aunque aumentando decididamente el equipamiento de serie. El coche está ya a la venta.