martes, 24 mayo 2022

Conducimos el nuevo Audi A3. Con renovadas armas

Parece que fue ayer y ya han pasado 20 años desde que Audi se decidiera a inaugurar el segmento de los compactos premium. El encargado de hacerlo fue el Audi A3, un modelo que primero llegó únicamente en versión de 3 puertas y con el tiempo ha ido sumando integrantes a su oferta: el 5 puertas o Sportback, el Sedán y el Cabrio.

Un camino abierto por la firma de los cuatro aros que después, se vieron obligadas a recorrer las dos marcas rivales de Audi: BMW con el Serie 1 y Mercedes con el Clase A (sobre todo en la segunda generación). El Audi A3 fue un pionero y eso se ha notado y se sigue notando en su éxito comercial. Por ejemplo, de la actual generación ya se han vendido más de un millón de unidades, además de haber sido elegido Coche Mundial del Año en 2014.

Peroen Audi no son amigos de vivir de los éxitos pasados; y como siempre miran hacia adelante han renovado el A3. Lo cual no es fácil, pues el modelo funciona a la perfección en todos los mercados, combina eficiencia, deportividad, tecnología y calidad con maestría y además ofrece una gama adaptada a todas las necesidades. ¿Qué se le puede añadir al A3 para hacerlo aún más atractivo?

En lo estético, solo retoques

Larespuesta ha sido unos ligeros retoques estéticos; más capacidad de personalización, más tecnología y un equipamiento mejorado con alternativas hasta ahora reservadas a coches de segmentos más exclusivos.

En el plano estético todo se reduce a un nuevo frontal en el que la parrilla Single Frame es algo más estrecha y cuenta con unas entradas de aire en la parte inferior de mayor tamaño. El resultado es una 'cara' más parecida a modelos como el A6. Eso se refuerza con unos nuevos faros que son de Xenón de serie y en opción pueden contar, por primera vez en este segmento, con la tecnología Matrix Led. Atrás hay un nuevo diseño de las luces, más afiladas, y también de Led, para darle un aire más deportivo.

La personalización viene de la mano de una nueva gama con cuatro variantes, que, por primera vez tendrán rasgos estéticos en el exterior que permitirán diferenciar un acabado de otro. La entrada a la gama A3 es una versión básica (sin denominación específica), por encima se sitúan los acabado Design y Sport -ambos al mismo precio (700 euros de incremento respecto a la versión de entrada), el primero con un toque más elegante y el segundo másdeportivo- y por encima el S-Line.

Asistentes de conducción de vanguardia

Por el lado de la tecnología encontramos nuevos asistentes de conducción que hasta ahora eran patrimonio de los Audi más caros: por ejemplo, el sistema de conducción en atascos, que permite tomar el control del coche hasta 65 km/h, e incluso puede hacerse cargo de la dirección. También cuenta con sistemas Audi active lane assist y Audi pre sense front mejorados, incluyendo la protección predictiva de peatones o el sistema de aviso de tráfico trasero, pensado para salir de un aparcamiento en batería.

Y si hablamos del equipamiento; de serie es más completo, con elementos como volante multifunción, nuevo sistema MMI mejorado con pantalla de 7 pulgadas en color que se abre automáticamente en el centro del salpicadero. Además ofrece sistema Bluetooth y tomas USB, sensor de luces y lluvia, espejo exterior calefactado o climatizador

Y en opción todo lo imaginable

Y si hablamos de elementos opcionales, disponibles con todos los niveles y versiones del nuevo A3, la estrella es, sin duda, el nuevo Virtual Cockpit, que convierte el cuadro de instrumentos en una pantalla digital de 12,3 pulgadas que con solo tocar un botón en el volante cambia su configuración. En el primer modo muestra dos relojes de diseño analógico -velocímetro y cuentarrevoluciones- y en el segundo convierte el cuadro en una enorme pantalla donde muestra, por ejemplo, el mapa del navegador en todo su esplendor.

Pero hay más, como el Audi Connect, un módulo que integra una tarjeta SIM preinstalada en el coche con tarifa plana (gratis durante 3 meses) y que permite la itinerancia en la mayoría de países europeos. La información se transmite a través de la red 4G. Otro elemento es el Audi Phonebox, un cargador de teléfono inalámbrico que acaba con los engorrosos cables.

Y de los motores ¿qué? Pues que Audi añade una nueva versión de entrada con su motor 1.0 tricilindrico de 115 caballos, mientras que en el resto de la gama no hay sino pequeños ajustes para mejorar, sobre todo el rendimiento. La gama se compone de tres motores de gasolina, 1.0 TFSI de 115 CV, 1.4 TFSI de 150 y 2.0 TFSI de 190. Y tres variantes diésel 1.6 TDI de 110 CV y 2.0 TDI de 150 y 180 caballos. Todos ellos se pueden combinar con un cambio manual de 6 velocidades o el automático S-tronic de 7 marchas.

Nuevo motor tricilíndrico de entrada

Durante la presentación internacional en Munich, hemos podido probar toda la gama; con atención especial al nuevo 1.0 TFSI. Un motor enérgico al que se le nota su condición de tricilíndrico en una rumorosidad y nivel de vibraciones menos refinado. Pero los 115 caballos se muestran y empujan con decisión y conel cambio S-tronic que equipaba la versión que probamos, se combina a la perfección por funcionamiento y rapidez. Se nos antoja como una buena opción de entrada, sobre todo para los que tengan la ciudad como principal habitat. Aunque habrá que ver los consumos cuando se le exige, algo que en el recorrido, eminentemente llano que realizamos no pudimos comprobar.

También pudimos probar el 2.0 TFSI con 190 caballos. Excelente por suavidad, refinamiento, empuje y agrado de conducción. Se estira con ganas y mueve el conjunto con mucho carácter. No es deportivo -para eso está el S3, que crece su potencia hasta los 310 caballos-, pero sorprende. Y su comportamiento, como el de toda la gama, sigue siendo una de las señas de identidad. En este nuevo A3 se ha mejorado con un control de estabilidad electrónico y un embrague multidisco. 

Más equipado y más barato

Mimbres tiene el A3 para seguir siendo un éxito. Si el precio acompaña claro. Y aquí parece que Audi tampoco se ha guardado nada. El precio de partida de 24.540 euros para la versión 1.0 TFSI es más barato que el nivel de entrada a la actual gama del A3, el 1.2 TFSI de 110 caballos; y eso teniendo en cuenta que su equipamiento es sensiblemente más completo. Más armas, por tanto, para seguir conquistando conductores por toda Europa a partir de julio, cuando llega a los concesionarios, aunque las reservas ya se pueden realizar.