martes, 6 diciembre 2022

Conducimos el Kia Niro. Híbrido pero divertido

Carrocería SUV de compactas medidas exteriores, un  habitáculo amplio, una imagen moderna, dosis de tecnología avanzada, un rendimiento mecánico notable,  un comportamiento dinámico a buen nivel y una alta eficiencia… Nada de esto sorprende. Son ingredientes habituales casi en cualquier nuevo modelo de cualquier marca que se lanza al mercado en los últimos tiempos. Pero si esto se mezcla con un sistema de propulsión híbrido, la cosa empieza a distinguirse.

Porque no hay muchos modelos que cumplan esas características. Realmente solo hay uno: el Kia Niro. Un SUV compacto que acabamos de probar por primera vez en los alrededores de Fráncfort antes de su presentación europea del próximo mes de julio. Y decimos que es único porque Kia lo ha desarrollado expresamente así. Desde cero el Niro ha nacido para ser híbrido.

Nueva plataforma

Su plataforma es totalmente nueva y pensada solo para modelos con este tipo de propulsión. Eso lo desmarca de otras alternativas que pudiera haber en el mercado, se me ocurre el Toyota RAV-4 Hybrid -más grande-, desarrollado sobre una plataforma pensada para motores de combustión al que se le ha adaptado una mecánica híbrida. Pero el Niro ha nacido como híbrido; crecerá como híbrido enchufable (esta versión llegará en 2017) y tal vez acabe como modelo totalmente eléctrico si en algún momento se dan las circunstancias. Pero no será de combustión tradicional.

Con él Kia apuesta fuerte en dos vertientes; por un lado se convierte en alternativa a los SUV tradicionales como el Nissan Qashqai (miden lo mismo), el Renault Kadjar o el propio Kia Sportage, con un punto de eficiencia y un toque medioambiental que lo distingue de ellos. Por otro también trata de dar la batalla al verdadero rey de los híbridos del mercado, el Toyota Auris. El Niro se convierte así en un compacto de aspecto todocamino que, si el precio acompaña, puede poner las cosas complicadas a un Auris que acapara un 42 por ciento del mercado de los híbridos y cuyas ventas han crecido un 95 por ciento en los 4 primeros meses del año.

Y para atacar esa doble diana por un lado ofrece eficiencia y racionalidad y por otro un punto pasional que se ve en el diseño (lo SUV está de moda), el comportamiento y el rendimiento.

La parte mecánica cuenta con un motor 1.6 GDI de 105 caballos y la parte eléctrica con un  motor que desarrolla 42 kWh. La suma de todo eleva la potencia hasta los 141 caballos con una cifra de par máximo combinada de 265 Nm entre 1.000 y 2.400 rpm. Respuesta, por tanto, instantánea y muy bien gestionada por un cambio automático de doble embrague y seis velocidades, rápido y preciso en el que no se aprecian saltos entre marchas ni cuando se produce el paso de un motor a otro.

Prestaciones razonables

En modo totalmente eléctrico se puede circular unos dos kilómetros siempre que lo hagamos por debajo de 100 km/h (hemos conseguido hacerlo hasta 90 km/h sin mayor dificultad durante la prueba). Y con la fuerza combinada de ambos motores se alcanzan los 162 km/h y se acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos. No son cifras de escándalo, pero hablan de la racionalidad de la apuesta de Kia.

Para hablar de la parte pasional, tenemos que centrarnos más en el comportamiento dinámico. El chasis creado especialmente sobre la nueva plataforma ya comentada apuesta por una construcción ligera con un 53 por ciento de aceros de alta y ultra alta resistencia. Y por la utilización de aluminio en el capó y el portón trasero. Gracias a ello y a un esquema de suspensiones McPherson delante y de doble eje multibrazo detrás, el comportamiento en marcha es muy natural; alejado de esa pisada de 'laboratorio' que se aprecia en otros modelos híbridos.

2 wmU3aes9WN5kF Motor16

El Niro es híbrido, pero divertido de conducir. Lo hemos comprobado en las carreteras casi vacías (el 26 de mayo, cuando llevamos a cabo la prueba era festivo en Alemania), con lo que hemos podido recorrer unos cientos de kilómetros a buen ritmo. Y realmente nos ha sorprendido. Muy aplomado, afronta las curvas con naturalidad, sin balanceos excesivos y con un toque de coche que apetece conducir. El sistema decide en qué modo vamos (Eco o Sport) en función de nuestra presión sobre el acelerador tratando de buscar siempre el mayor grado de eficiencia. Eso si circulamos con el selector de la palanca en D. Porque si pasamos la palanca a la posición Sport, se activa ese modo en el que la eficiencia deja paso al rendimiento. Ahí subimos o bajamos de marcha con solo dar un toque a la palanca adelante o atrás (no está previsto, aunque no es descartable que pueda incorporar levas en el volante).

Cambio de doble embrague y 6 marchas

El cambio en este modo también es rápido y preciso; no hay bruscos saltos entre marchas y permite potentes reducciones sin rechistar. Los frenos son potentes, aunque el tacto, un poco duro al principio, necesita un ligero periodo de adaptación. Y la dirección tal vez sea excesivamente ligera para nuestro gusto.

El Niro ofrece dos alternativas de medidas de neumáticos, con llanta de 16 pulgadas más orientado hacia el confort y la eficiencia (homologa un gasto medio de 3,8 litros) y con llanta de 18, pensado más hacia las prestaciones (en este caso, el consumo homologado se va a los 4,4). Pudimos probar ambas versiones y la realidad es que no hay una excesiva variación en cuanto al comportamiento; y en el tema del consumo, con la versión de llanta 18, durante nuestro recorrido alcanzamos un consumo medio de 4,6 litros ?lo que no está nada mal teniendo en cuenta que no íbamos buscando hacer un gran consumo y que el recorrido incluía tramos de autopista sin límite de velocidad-.

En el interior, el Niro ofrece un espacio trasero de récord, no en vano, la distancia entre ejes es 3 centímetros superior a la del Sportage. Si eso se une a un suelo plano, sin túnel de transmisión, el espacio atrás es excelente; tal vez la única pega es que la banqueta es un poco estrecha y tres adultos no irán a sus anchas.

1 wmU3aes9WN5kF Motor16

Todas las alternativas de conectividad

En el salpicadero encontramos una gran pantalla táctil, con variantes de 7 y 8 pulgadas, desde donde se controlan las funciones del coche y donde se puede ver qué motor está en funcionamiento en cada momento. También la pantalla en el cuadro de instrumentos nos muestra, entre otras funciones, un analizador de nuestro tipo de conducción (Eco, Normal o Agresiva), de forma que podemos saber en todo momento cómo estamos conduciendo y tratar de adecuar esa conducción para rebajar el consumo.

En cuanto a conectividad, ese aspecto que cada vez más usuarios miran, el nuevo Niro ofrece el sistema Kia Connected Services, provisto por TomTom con actualizaciones gratuitas durante 7 años, que incluye actualizaciones de tráfico en tiempo real, radares, búsqueda de puntos de interés? También cuenta con Android Auto y Apple Car Play para conectarse a los dos sistemas de teléfono más extendidos.

En el apartado tecnológico el Niro también está a la última, incluso estrenando dispositivos propios de modelos mucho más caros. Entre ellos, destaca un sistema de ayuda a la conducción eficiente (Eco-Driving Assistant System EcoDAS) está siendo desarrollado para el mercado europeo y será incorporado al Niro más tarde. Combina dos tecnologías para conservar y recuperar energía eléctrica en todas las situaciones de conducción. La guía para el control de avance por inercia (Coasting Guide Control CGC) y el control predictivo de eficiencia (Predictive Energy Control PEC). La primera avisa al conductor del mejor momento para dejar de acelerar y aprovechar la inercia, por ejemplo cuando se acerca a un cruce, de forma que la batería se regenere durante la deceleración.

3 wmU3aes9WN5kF Motor16

El PEC,usa los sistemas de navegación y control de crucero para anticipar los cambios topográficos en la carretera (subidas y bajadas) para determinar qué condiciones son óptimas para recargar la batería. Con ambos sistemas se consigue la mayor eficiencia posible.

Y con los sistemas de ayuda que lleva el Niro se logra el máximo nivel de seguridad. Sistema de asistencia de frenada de emergencia, control de crucero adaptativo, aviso de cambio involuntario de carril, sistema de asistencia de mantenimiento en carril, sistema de detección de ángulo muerto o alerta de tráfico trasero son elementos que se ofrecerán en el Niro.

Un modelo cuya gama y precios para España aún no se han definido, lo conoceremos en el mes de julio, cuando se produzca la presentación oficial. Es lo único que falta para confirmar las posibilidades de éxito de un modelo que en el resto de apartados tiene muchas cartas ganadoras.

Ficha técnica

Motor térmico

1.6 GDI

Nº de cilindros

4, en línea

Cilindrada (c.c)

1.591

Potencia máxima /rpm

105/5.700

Par máximo /rpm

15/4.000

Motor eléctrico

Potencia (CV)

32kW/1.798-2.500

Par (mkg)

17,3/1.000-2.400

Pot. máx. total (CV)

141CV/5.700

Par máx. total (mkg)

27/1.000-2.400

Tracción

Delantera

Caja de cambios

Automático doble embrague 6 vel.

Frenos del./tra.

Discos vel./Discos

Peso (kg)

1.425

Largo/Ancho/Alto (mm)

4.355/1.805/1.535

Maletero (l)

427/ 1.425

Capacidad del depósito (l)

45

Tipo de batería

Ion-litio

Capacidad de la batería

156kWh

De 0 a 100 km/h (s)

11,5

Velocidad máx. (km/h)

162

Vel. máx. en eléctrico

-100

Consumo mixto (l/100 km)

3,8(llanta 16??) 4,4 (llanta 18??)

Emisiones CO2

88-101g/km

Alcance en eléctrico (km)

2km

Precios desde… (euros)

N.D.