Conducimos el Infiniti Q30. El valor de la diferencia
LLEGA EN ENERO, DESDE 24.900 EUROS

Conducimos el Infiniti Q30. El valor de la diferencia

Originalidad, calidad y distinción son los ingredientes del nuevo Infiniti Q30 para formar un plato de éxito. Lo hemos conducido y nos ha dejado un buen sabor de boca. Llega en enero desde 24.900 euros.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

5 de Noviembre 2015 00:30

Comparte este artículo: 0 0

No es fácil hacer algo diferente en el mundo del automóvil, donde todas las marcas ponen a prueba cada día el talento de sus diseñadores, la capacidad de innovación de sus ingenieros, el rigor en los procesos de producción para tratar de lanzar al mercado los mejores coches posibles y que además tengan un toque diferentes, que hagan que el usuario se sienta importante, que sienta que el coche lo han creado expresamente para él. 

Ese empeño es en el que trabajan cada día sobre todo las marcas premium... Y las que pretenden serlo. Y aunque no siempre se consigue, al menos no se ceja en el empeño. Pero hay ocasiones en que, de repente, todo parece cuadrar. Con los mismos ingredientes que emplearía otro, a ti te sale un plato mucho más apetitoso. Eso ocurre con el Infiniti Q30.

Para empezar, la marca japonesa tiene una característica que la hace más premium, contar con  una gama poco conocida ayuda a la exclusividad. Pero además, es que la historia de Infiniti está basada en realizar coches realmente exclusivos por diseño, tecnología y cuidado por el detalle. Eso lo han llevado a rajatabla en sus modelos de más empaque y lo trasladan, punto por punto al Q30, el modelo que va a permitir dar a conocer la marca y hacerlo, además, sin perder nada de la distinción que llevan en su ADN. 

Muchos rivales a los que atacar

El Q30 llega a uno de los segmentos más importantes del mercado, el de los compactos premium donde llevan la voz cantante modelos como el Audi A3, el BMW Serie 1, el Lexus CT 200h, el Volvo V40... Y el Mercedes Clase A. ¿Por qué hemos dejado para el final el Clase A? Pues porque es la base del Infiniti, que está desarrollado sobre la plataforma del compacto de la estrella, el modelo que ha cambiado la imagen de la marca alemana. Y que ahora servirá de catapulta para poner en órbita a Infiniti. 

Pero además, por su altura al suelo, un diseño inferior trabajado y la posibilidad de contar con tracción total, el Q30 coquetea (a la espera de que llegue una versión QX30) con los SUV compactos premium, la moda que arrasa en el mercado. Así Audi Q3, BMW X1, Mercedes GLA ya no se van a sentir tan poderosos. Porque este Q30 juega en su misma liga.

Para empezar, del más pequeño de los Infiniti, el primer modelo de la marca que se fabrica en Europa (sale de la factoría de Sunderland, en el Reino Unido) llama la atención su diseño, expresamente pensado para el mercado europeo. Del trabajo del equipo de Alfonso Albaisa se puede opinar, te puede parecer más o menos acertado, pero lo que está claro es que es original, diferente. Las líneas musculosas, esculpidas que simpre han caracterizado a los modelos de la firma japonesa, también aquí son líneas maestras.

De cuidadas proporciones, también llama la atención su altura al suelo, algo mayor, al menos visualmente que un compacto al uso y el trabajo en pasos de rueda, en difusor trasero, etc, para coquetear con el aspecto de un SUV. La diferenciación está ahí.

Interior de calidad

En el interior salta a la vista la calidad tanto de acabados como de materiales. Aunque esté realizado sobre la base del Clase A, desde el primer momento, uno se da cuenta de que en Infiniti -donde no pretenden llegar a la cifra de ventas del compacto de Mercedes- han cuidado con más mimo a su modelo. Ajustes, tacto de materiales, calidad de estos... rayan a gran altura. 

También el equipamiento es premium, y a la ya mencionada calidad y exclusividad hay que unir una dotación de seguridad de primer nivel con elementos que se ofrecen -de serie o en opción- como advertencia de ángulo muerto, aviso de colisión frontal con sistema de frenado de emergencia delantero, control de deslumbramiento automático, control de crucero inteligente...

Cinco motores, dos cambios, dos tipos de tracción...

En cuanto a sus apartados mecánicos, en Infiniti incorporan la gama de motores con que cuenta el Clase A, salvo la variante A45 AMG. Todos ellos contrastados, de buen rendimiento y alta eficiencia. Y todos ellos retocados para cumplir con el estándar premium que pretenden conseguir en sus modelos. Por ello, por ejemplo, llama la atención la perfecta insonorización del motor diésel, el conocido 1.5 dCi de la Alianza Renault-Nissan, fabricado en Valladolid y que se acopla como anillo al dedo a la sofisticación de que hace gala el Q30. 

Los motores, de hasta 211 caballos de potencia, cuentan con grandes aliados para ofrecer un comportamiento a la altura de lo que se espera del coche. Cambio manual de seis velocidades o automático de doble embrague de 7 son los encargados de gestionar la potencia de la gama de propulsores. Y para garantizar el mejor comportamiento, hay variantes de tracción delantera o total, de modo que también puede cubrir unas ciertas expectativas de SUV compacto. 

De los motores previstos, sin duda, el diésel de 110 caballos será el principal argumento de ventas. Y por ello ha sido el primero que hemos probado durante la presentación internacional celebrada en Lisboa.  Para empezar llama la atención lo refinado de su funcionamiento, con un sonido muy atenuado y casi sin vibraciones. Nos sorprende, pues aunque es un motor muy agradable, no es tan discreto en otros de los modelos donde se monta.

No nos sorprende el empuje ni el brío con el que mueve al coche; de hecho no hay que hacer muchos kilómetros para darse cuenta de que no hace falta más motor; que con esta potencia es más que suficiente para un uso cotidiano. El cambio es muy agradable, de buen tacto y perfectos recorridos, aunque no nos gusta el accionamiento de la marcha atrás (hay que tirar hacia arriba y hacia atrás de la palanca, un movimiento poco natural y un tanto incómodo).

Diésel con  un gasto de 3,9 l/100 km

Hemos recorrido más de 150 kilómetros con él y junto a las buenas prestaciones y a la rápida respuesta del coche también hay que destacar el buen trabajo de las suspensiones. Es cómodo, con pocos balanceos de la carrocería. Los frenos cumplen y la dirección es directa y lleva al coche por donde el conductor quiere, con absoluta nobleza. Y de los consumos, el homologado de 3,9 l/100 es espectacular, y aunque en conducción real no será fácil de conseguir, está claro que este es un motor nada sediento.

Una suspensión McPherson delante y una multibrazo detrás son las encargadas de que las ruedas vayan  siempre en  contacto con la carretera, lo que repercute en seguridad pero también en eficacia. Porque por la mayor altura del coche, el Q30 está pensado para poder desenvolverse en carreteras más rotas, menos confortables. 

Además, el Q30 cuenta con dos variantes, la premium y la Sport, que varían la altura de su carrocería (la premium va situada 1,5 centímetros más alta). La versión Sport está pensada para los motores más potentes y para ofrecer un comportamiento más deportivo. Por ello, también las suspensiones son un 7% más rígidas.

3 versiones, 3 acabados interiores, 8 llantas...

Queda por hablar de la gama, que se estructura en base a tres niveles de equipamiento, a falta de configurar definitivamente cómo serán los Q30 que lleguen a España a partir de finales de enero. Serán tres variantes, una básica, la intermedia, denominada Premium y una variante Sport de tinte más dinámico. Tres interiores diferentes (Café, Black y White) combinados con los colores de la carrocería y ocho tipos de llantas podrán dar lugar a una amplia gama de posibilidades para el nuevo Infiniti Q30.

Y el precio... el secreto mejor guardado hasta la fecha y que va a definir las posibilidades de este modelo de plantar cara entre un grupo de coches con muchos argumentos. Un coste de partida de 24.900 euros para la versión de gasolina de 122 caballos parece un coste ajustado; y mucho más si a eso le restamos una campaña de promoción que se aplicará a los primeros clientes y que a día de hoy aún no está definida. 

Es el último argumento para un modelo que nos deja un buen sabor de boca y del que, seguro, que vamos a oír hablar mucho en los próximos tiempos.  

Motor

1.6 122 CV

1.6 156 CV

2.0 211 CV

1.5d 110 CV

2.2D 170 CV

Disposición

Delantero tranversal

Delantero tranversal

Delantero tranversal

Delantero tranversal

Delanterotranversal

Nº de cilindros

4,en línea

4,en línea

4,en línea

4,en línea

4,en línea

Cilindrada (c.c.)

1.595

1.595

1.991

1.461

2.143

Potencia máxima/rpm

122/5.000

156/5.300

211/5.500

109/4.000

170/3.400-4.000

Par máximo/rpm

20,4/1.250-4.000

25,5/1.250-4.000

35,7/1.200-4.000

26,5/1.750-2.500

35,7/1.400-3.400

Tracción

Delantera

Delantera

Delantera/total

Delantera

Delantera/total

Caja de cambios

Man 6 vel

Auto 7 vel

Auto 7 vel

Man6 vel/Auto 7 vel

Auto 7 vel

Frenos del./tras.

Discvent./Discos

Discvent./Discos

Discvent./Discos

Discvent./Discos

Discvent./Discos

Neumáticos

205/55R16

205/55R16

235/40R18

205/55R16

205/55R16

Peso (kg)

1.407

1.470

1.477

1.434/1.497

1.522

Largo/Ancho/Alto(mm)

4.425/2.083/1.495

4.425/2.083/1.495

4.425/2.083/1.495

4.425/2.083/1.495

4.425/2.083/1.495

Volumen maletero (l)

368

368

368

368

368

Capacidad depósito (l)

50

50

50

50

50

De 0 a 100 km/h (s)

9,4

8,9

7,2

12

8,3

Velocidad máx. (km/h)

200

215

235

190

220

Consumo mixto (l/100 km)

5,7

N.D

N.D.

3,9

N.D.

Emisiones CO2 (g/km)

133

N.D.

N.D.

103

N.D.

Precios desde.... (euros)

24.900

N.D.

N.D.

N.D.

N.D.

Artículos recomendados

Sigue Motor16