Conducimos el nuevo Peugeot 308. Evolución de la especie
HATCHBACK Y SW

Conducimos el nuevo Peugeot 308. Evolución de la especie

El último cachorro de la camada del león, el 308, muestra ya sus garras al nacer sobre una nueva imagen, evolucionando en todos los apartados para ofrecer una gama eficiente, refinada y funcional.

Federico Asensio

Federico Asensio

25 de Septiembre 2021 22:00

Comparte este artículo: 0 0

La nueva generación del Peugeot 308 ya está lista en sus dos variantes de carrocería, hatchback y SW, estando previsto que lleguen a los concesionarios a partir de este mes de noviembre (en enero 2022 el SW), con un precio desde 19.700 euros. Entre tanto ya hemos podido conducirlos por tierras galas para obtener las primeras impresiones al volante.

El 308 es el primero de los Peugeot nacidos bajo la nueva identidad de la marca, que estrena el nuevo logo sobre la parrilla delantera. Y nace con versiones electrificadas, como son las dos variantes PHEV que se comercializan con los dos tipos ce carrocería. Y es que ya, este año, 1 de cada 5 coches que vende Peugeot están electrificados, estando previsto que, para 2023, el 85 por ciento de los modelos de la marca vendidos estén electrificados. Y el cien por cien en 2024.

Su antecesor, la segunda generación con la denominación 308, supuso el primero de los compactos de Peugeot en no agachar la cabeza al mirar de frente al Volkswagen Golf, el referente del segmento y en el que la marca del león ponía una vez más en el punto de mira. Un modelo equilibrado y con un comportamiento dinámico destacado y que, en el nuevo 308 va más allá, ofreciendo además un mayor refinamiento, con lo que se atreve a mirar a los ojos a marcas más sofisticadas, con un estatus más elevado.

Marcada evolución

El nuevo 308 sigue la pauta habitual en estos tiempos de cambio hacia una nueva realidad del automóvil, marcada con un cierto conservadurismo. Por ello no encontraremos un cambio radical en esta nueva generación, a pesar de disponer de una plataforma nueva evolucionada de la anterior EMP2, creciendo ligeramente en longitud (11 cm más el 5 puertas y 6 cm el SW, con 4,36 y 4,64 m), que se ponen de manifiesto sobre todo en la parte delantera, sobre el capó que se ha alargado netamente. Sin embargo muestra la misma anchura (1,85 m) y 2 cm menos de altura (1,44 m) con lo que transmite mayor solidez y dinamismo. Mientras la distancia entre ejes ha pasado de los 2,62 a 2,67 m, que se traducen en mayor espacio longitudinal, especialmente en las plazas traseras.

Este nuevo 308 se sustenta sobre una evolución de la plataforma EMP2 y crece en todas sus cotas, salvo en altura. Su diseño es realmente sorprendente, estrenando la nueva identidad de la firma francesa.Este nuevo 308 se sustenta sobre una evolución de la plataforma EMP2 y crece en todas sus cotas, salvo en altura. Su diseño es realmente sorprendente, estrenando la nueva identidad de la firma francesa.

Sus formas adoptan el estilo de los últimos productos de la marca, como las luces diurnas en forma de colmillos que bajan hasta el paragolpes o los LED traseros que imitan las tres garras como firma lumínica. Y con formas más musculosas que le imprimen un mayor carácter.

Interior tecnológico y refinado

En el interior, al que su acceso a las plazas traseras resulta algo incómodo, con un ángulo de apertura no muy amplio, encontramos algo más de espacio, con una buena altura interior que alcanza los 95 centímetros atrás y con mayor espacio para las rodillas de los pasajeros traseros. Ahora sí, con un hueco confortable sobre una banqueta bastante amplia que asegura un buen confort. Detrás los materiales han sido menos cuidados, con plásticos duros más visibles en las puertas. En contraste con el cuidado del que disfrutan conductor y pasajero en la parte delantera, con un grado de refinamiento por encima de su antecesor en materiales y acabados. Y sobre todo en digitalización, con una atmósfera muy tecnológica alrededor del i-cockpit. Seña de identidad de la marca, en el 308 ofrece su última evolución, en donde mantiene su particular ergonomía que requiere un compromiso de equilibrio con la banqueta y el achatado volante para poder ver la instrumentación completa. Una pantalla digital de 10" con visualización en 3D para determinados acabados; atractiva, con las imágenes muy definidas y con una completa información y de rápida lectura.

El i-Cockpit continua siendo la seña de identidad del habitáculo de este nuevo 308, que ofrece una pantalla central táctil de 10 pulgadas. Hay buenos materiales y ajustes, además de botones físicos para algunas funciones básicas.El i-Cockpit continua siendo la seña de identidad del habitáculo de este nuevo 308, que ofrece una pantalla central táctil de 10 pulgadas. Hay buenos materiales y ajustes, además de botones físicos para algunas funciones básicas.

La digitalización de la información la completa una pantalla central, también de 10" (25,4 cm), integrada en el salpicadero. Sus gráficos son también excelentes, pero como es habitual, para un uso más automatizado requiere habituarse a su amplio menú, lo que no resulta complicado. Por debajo de la pantalla aglutina diversos mandos directos para desplegar directamente las funciones más habituales, como el climatizador. Teclas en piano, con un excelente tacto y acabados, sobre una consola despejada en las variantes automáticas, con el selector electrónico, sin pomo. Y puertos USB delante y detrás, con numerosos huecos portaobjetos y las dos guanteras cerradas, con 34 litros repartidos en su interior.

Conectividad muy ampliada

La conectividad aplicada es la más novedosa de la marca, con el nuevo sistema PEUGEOT i-Connect. Su función Mirroring inalámbrica permite interactuar con dos teléfonos al mismo tiempo vía Bluetooth. El navegador conectado i-Connect Advanced, y el mando de reconocimiento vocal "Ok Peugeot", permiten un acceso rápido a las funciones de infoentretenimiento y al control de las numerosas app disponibles.

La versión familiar presume de sus 608 litros de capacidad de maletero, que son 548 en el caso de las versiones híbridas enchufables. Igual sucede con el Hatchback, que ofrece 412 y 361 litros de capacidad respectivamente por la llegada de las baterías con 12,4 kWh.La versión familiar presume de sus 608 litros de capacidad de maletero, que son 548 en el caso de las versiones híbridas enchufables. Igual sucede con el Hatchback, que ofrece 412 y 361 litros de capacidad respectivamente por la llegada de las baterías con 12,4 kWh.

La variante hatchback ofrece una destacable capacidad de maletero, de lo mejor del segmento con sus 412 litros. Si bien en las variantes híbridas enchufables se sacrifica parte de ese volumen para dejar sitio a las baterías, quedando en 361 litros. Pero si quieres capacidad y versatilidad, la variante SW, sobre un diseño muy dinámico, será la opción indicada. Ofrece 608 litros, que con todos los asientos abatidos (los traseros partidos en tres secciones: 40/20/40) puede llegar a los 1.634 litros. Y en el caso de las versiones PHEV, de 548 hasta 1.547 litros. El suelo del piso se puede colocar en dos alturas y el portón de acceso puede disponer de apertura automática, con función de pie.

Gasolina, diésel e híbridos enchufables.

El nuevo 308 ofrece una completa oferta de motores, con dos variantes PureTech de gasolina de 110 y 130 CV sobre el mismo bloque 3 cilindros de 1,2 l de cilindrada. Y un diésel BlueHDi de 130 CV, todos con cambio manual MT6 o automático. Y desde su lanzamiento cuenta con dos versiones híbridas enchufables de 180 y 225 CV, que homologan una autonomía en funcionamiento eléctrico de 60 y 59 km respectivamente. Y, será en 2023, cuando llegue una versión cien por cien eléctrica.

Nosotros hemos podido conducir las variantes más potentes plug-in y gasolina, además del BlueHDi. El PureTech de 130 CV asociado al cambio automático sigue destacando por su suavidad y su capacidad para subir de vueltas una vez superado el umbral de las 2.000 rpm, por debajo del cual se muestra algo menos capaz. El BlueHDi sigue siendo un motor especialmente agradable de funcionamiento, con una buena respuesta a bajo régimen y un consumo muy ajustado.

Llega con una amplia gama de motorizaciones donde destacan los híbridos enchufables de 180 y 225 CV. Estos pueden recorrer hasta 60 kilómetros en modo eléctrico y consiguen la etiqueta '0 emisiones' de la DGT. También hay versiones PureTech y BlueHDI.Llega con una amplia gama de motorizaciones donde destacan los híbridos enchufables de 180 y 225 CV. Estos pueden recorrer hasta 60 kilómetros en modo eléctrico y consiguen la etiqueta '0 emisiones' de la DGT. También hay versiones PureTech y BlueHDI.

Las dos variantes híbridas enchufables disponen de la misma batería de iones de litio, con una capacidad de 12,4 kWh. La más potente, que condujimos, lo hicimos en la mayoría del recorrido en modo eléctrico, en total silencio y a ritmo de la circulación, por debajo de los 135 km/h que hacen entrar en funcionamiento el motor de combustión. Pero también comprobamos el alto rendimiento de los dos motores, seleccionando el modo Sport e utilizando las pequeñas levas en el volante. Y encontramos mucha fuerza, con una capacidad de aceleración sobresaliente y con ese tacto progresivo y lineal que caracteriza el motor PureTech. El cargador de serie permite una carga completa a 3,7 kW en 7 horas, invirtiendo 3,25 horas a 3,2 kW. Con un cargador de 7,4 kW, el tiempo de carga previsto es de 1 hora y 40 minutos. Peugeot ofrece una garantía de 8 años o 160 000 km para el 70% de la capacidad de la batería.

Suavizado comportamiento

Respecto a la anterior generación no encontramos un cambio muy apreciable en cuanto a comportamiento. Un apartado donde sigue siendo ejemplar por calidad de rodadura con cualquiera de las variantes de motor, con las que ofrece un compromiso sobresaliente entre estabilidad y confort, con un apoyo firme, sin apenas balanceo de la carrocería. El sobrepeso de las versiones híbridas se hace sentir en las zonas de mucho apoyo, pero muestra el mismo tacto ejemplar de rodadura y prácticamente la misma agilidad en los cambios de carga.

La gama se articula sobre cuatro acabados, Active, Allure, GT y GT Pack, con un amplio equipamiento de serie ya en su variante básica, con la última tecnología disponible en asistentes a la conducción. Y con un precio desde 21.500 euros, 19.700 euros con los descuentos actuales. Y un sobreprecio de 900 euros para la variante de carrocería SW.

Precios

- Peugeot 308 Active Pack Puretech 110 S&S 23.900 €

- Peugeot 308 Active Pack Puretech 130 S&S EAT8 26.900 €

- Peugeot 308 Active Pack Puretech 130 S&S 25.200 €

- Peugeot 308 Active Pack BlueHDi 130 S&S EAT8 28.400 €

- Peugeot 308 Active Pack BlueHDi 130 S&S 26.700 €

- Peugeot 308 Active Pack Hybrid 180 eEAT8 34.700 €

- Peugeot 308 Allure Puretech 130 S&S EAT8 29.400 €

- Peugeot 308 Allure Puretech 130 S&S 27.700 €

- Peugeot 308 Allure BlueHDi 130 S&S EAT8 30.900 €

- Peugeot 308 Allure BlueHDi 130 S&S 29.200 €

- Peugeot 308 Allure Hybrid 180 eEAT8 36.900 €

- Peugeot 308 Allure Pack Puretech 130 S&S EAT8 30.300 €

- Peugeot 308 Allure Pack Puretech 130 S&S 28.600 €

- Peugeot 308 Allure Pack BlueHDi 130 S&S EAT8 31.800 €

- Peugeot 308 Allure Pack BlueHDi 130 S&S 30.100 €

- Peugeot 308 Allure Pack Hybrid 180 eEAT8 37.800 €

- Peugeot 308 GT Puretech 130 S&S EAT8 32.600 €

- Peugeot 308 GT Hybrid 225 eEAT8 41.600 €

- Peugeot 308 GT BlueHDi 130 S&S EAT8 34.100 €

- Peugeot 308 GT Hybrid 180 eEAT8 40.100 €

- Peugeot 308 GT Pack Puretech 130 S&S EAT8 34.600 €

- Peugeot 308 GT Pack Hybrid 225 eEAT8 43.600 €

- Peugeot 308 GT Pack BlueHDi 130 S&S EAT8 36.100 €

- Peugeot 308 GT Pack Hybrid 180 eEAT8 42.100 €

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon