jueves, 18 agosto 2022

Cómo arreglar un pinchazo en una rueda del coche sin ir al taller 

Sin duda, reparar un neumático pinchado puede ser toda una odisea para algunos. En la mayoría de los casos, el percance termina con una costosa visita al taller, una pérdida de tiempo y dinero que puede ser todavía mayor si en lugar de optar por una reparación, te decides a cambiar la rueda averiada del coche. No obstante, si eres de los que ha sufrido uno de estos contratiempos en la carretera y has optado por el plan más económico, a lo mejor has podido percatarte que recomponer el pinchazo de una goma no tiene por qué ser un trabajo dificultoso, ni mucho menos. Tanto si es así, como si es la primera vez que te decides solucionar tú mismo este problema, no te pierdas las instrucciones del siguiente video.

Entonces, lo más importante es localizar el pinchazo y saber por qué se ha producido. Lo más habitual es encontrar algún clavo o tornillo incrustado en la banda de rodadura. Por ende, debes tener la herramienta necesaria para retirar el objeto que ha ocasionado la avería e introducir el tapón o “churro” –denominación popular de este elemento– con el que vamos a repararlo. Vale recalcar, que si el desperfecto ha dañado una rueda delantera, lo normal es que no tengas que quitarla del coche. En la trasera, todo dependerá de si logras tener buen acceso o no a la misma. Si tienes margen de maniobra, ahorrarás muchos minutos sin retirarla, pero la opción más segura siempre es sacar la llanta para trabajar cómodamente.