lunes, 3 octubre 2022

Si tu coche sufre estos síntomas, ha llegado la hora de cambiar los amortiguadores

En muchas ocasiones vemos que el coche sufre de determinados problemas pero hay veces en las que, por tener desconocimiento del mundo de la mecánica, no sabemos por qué ha sucedido dicho problema o cómo solucionarlo.

Lo ideal es que cuando veamos que algo en nuestro vehículo no anda bien acudir directamente a nuestro taller y explicar, con todo lujo de detalles, a ser posible, todos los problemas que nos ha dado el coche, ruidos extraños o que nos hayan parecido raros.

En el taller un mecánico, una vez que haga una revisión completa del estado de nuestro vehículo nos dirá qué le pasa, por qué ha sucedido, presupuesto y demás. 

¿Por qué hay que cambiar los amortiguadores?

Tenemos que percatarnos de que los neumáticos, los frenos y los amortiguadores forman el Triángulo de la seguridad. Esto es así porque los amortiguadores van a influir mucho en el comportamiento que tengan los frenos, en la dirección y en la estabilidad que nos vaya a ofrecer el vehículo.

Con esto lo que queremos decir es que de estas tres piezas fundamentales va a depender en todo momento la estabilidad y el control que pueda tener nuestro vehículo, sobre todo si nos referimos a zonas de curvas o cuando estamos conduciendo a una velocidad que sea alta. En las circunstancias en las cuales estemos conduciendo a una velocidad alta podemos sufrir todas las consecuencias que tiene el ir con un amortiguador que se encuentra en mal estado.

Te diremos además que unos amortiguadores que se encuentren en mal estado pueden hacer que se aumente la distancia de frenado hasta en un 35%. En el caso de que los amortiguadores de nuestro vehículo no se encuentren en correcto estado van a provocar un aumento del desgaste de piezas como las rótulas, soportes, neumáticos.