lunes, 8 agosto 2022

Cinco multas serias que te pueden caer por hacer mal una rotonda

La circulación en rotondas es una de las situaciones que provoca más controversia a bordo de un automóvil. El Código de Circulación hace referencia a numerosas maniobras consideradas como infracciones graves por hacer mal una rotonda y que se acompañan de su correspondiente denuncia. Éstas pueden acarrear una sanción económica de hasta 500 euros y la pérdida de hasta seis puntos del carné.

Prioridad de paso, clave para no hacer mal una rotonda

Básicamente en una rotonda hay que respetar siempre la prioridad de los vehículos que ya están dentro de la misma y circular siempre por el carril exterior conforme nos acercamos a nuestra salida.

Rotonda

Las infracciones graves en rotondas:

  • Velocidad excesiva
    La maniobra de trazar una rotonda con el coche en apoyo y sin apenas tocar el freno puede parecer espectacular en las películas. Pero la realidad es que supone un riesgo inminente de accidente. En estas condiciones las posibilidades de chocar con otro vehículo que entre a la rotonda o de atropello a un peatón son evidentes. En este caso te pueden aplicar hasta conducción temeraria, osea 500 euros y 6 puntos.
  • No respetar la prioridad
    Los vehículos que circulan ya en una rotonda tienen siempre prioridad sobre los que se incorporan por alguna de los accesos. No respetar esta prioridad está castigado con 200 euros y cuatro puntos del carné de conducir.
  • Cambios de carril sin justificar
    Los cambios de carril dentro de una rotonda continuados, sin justificar y sin señalizar con también motivo de multa, en este caso incluyen una sanción económica de 200 euros, no detraen puntos de nuestro saldo.
  • Abandonar la rotonda desde el carril interior
    Para abandonar una rotonda debemos circular por el carril exterior. Si lo hacemos por el interior y no respetamos al coche que sí circula correctamente por el exterior el riesgo de colisión es inminente, lo que puede estar castigado con conducción temeraria, o lo que es lo mismo 500 euros y seis puntos del carnet.
  • No respetar a los ciclistas
    Los ciclistas son vehículos especialmente vulnerables en las rotondas. Una maniobra violenta con un coche o tomar una salida de forma inesperada puede hacer que acabe en el suelo. Del mismo modo está considerado como conducción temeraria, y con lo cual castigado con 6 puntos y 500 euros.