Carlos Sainz estrena en Madrid el Audi del Dakar
REÚNE SUS COCHES MÁS MÍTICOS

Carlos Sainz estrena en Madrid el Audi del Dakar

Carlos Sainz ha reunido en Madrid algunos de sus coches de leyenda en una exhibición que ha reunido a miles de personas. Del primer Seat Panda, al Audi RS Q e-tron, que se estrenaba en la capital antes de su participación en el Dakar.

Redacción

29 de Noviembre 2021 13:00

Comparte este artículo: 0 0

En pleno proceso de preparación para el Dakar, cuando el RS Q e-tron aún está empezando a mostrar su potencial, Carlos Sainz se ha tomado un respiro en esa preparación y se ha dado un baño de multitudes en las calles de Madrid. El campeón español, protagonista de un nuevo documental de Amazon Prime Video, ha reunido para el rodaje de esta serie algunos de los coches más icónicos de su carrera. Y con ellos ha hecho las delicias de los miles de aficionados que se han congregado en el recorrido.

Más de 40.000 personas, según la organización, han abarrotado el Paseo de Recoletos, entre la Cibeles y la Plaza de Colón. En este tramo se han podido ver las diabluras que el piloto madrileño es capaz de hacer con todo tipo de monturas, coches que ya son historia viva del automovilismo.

Para empezar, como aperitivo, el Audi S1 WRX, con el que la marca alemana ha sido campeona mundial de Rallycross. Un deportivo de pequeño tamaño con el que comienza a vibrar el público con sus aceleraciones, sus derrapes y sus donuts.

Seat Panda, el comienzo de la historia

Comienzan, después, los platos fuertes, como ese Seat Panda, de 65 caballos, con el que Sainz se inició, junto a Juanjo Lacalle en el mundo de los rallys. Un modelo que pese a su edad y su escasa potencia respecto a sus compañeros de aventura, levanta las miradas de admiración de los aficionados. Traído desde Barcelona por el Departamento de Vehículos Historicos de Seat, el coche mantiene la decoración original de aquellos años. Y por supuesto el encanto de los pioneros.

El siguiente plato es el Toyota Celica con el que ganó el Mundial de Rallys en 1990. En concreto se trata del coche con el que consiguió la victoria ese año en el Rally de Portugal y como tal se aprecia en la decoración, que aún mantiene el dorsal y todo lo que llevaba en esa prueba. Un coche compartido con Luis Moya, que también acudió a esta exhibición, en la que contó algunas de las anécdotas vividas a bordo del coche japonés.

Luego tocó el turno del coche con el que, según contó Luis Moya, a Carlos Sainz le hubiera gustado competir. Un modelo de Audi que es, sin duda, la mayor leyenda del Mundial de Rallys. El Audi Quattro, el Grupo B con tracción total que de la mano de Stig Blomqvist y Walter Rohrl se convirtió en una leyenda. Los 480 caballos y su inconfundible sonido llenaron el centro de Madrid de máxima emoción.

El Audi del Dakar para terminar

Pero aún quedaba el plato fuerte de esta jornada, pues el coche con el que va a participar en el Dakar, el RS Q e-tron, hacía su primera aparición oficial. Y ahí el sonido bronco de los motores de combustión se convirtió en silencio debido a su carácter eléctrico, pues los motores que lo impulsan son eléctricos, con una energía generada gracias a un motor de combustión.

El Audi RS Q e-tron demostró velocidad desde el primer momento y una capacidad de aceleración sorprendente. También hizo las delicias del público con unos espectaculares saltos en mitad del Paseo de Recoletos. Solo un aperitivo de lo que le espera en el desierto de Arabia Saudi.

Un fin de fiesta a la altura de un día que fue inolvidable para el campeón español, tal como el mismo confesaba: "Ha sido un día muy emocionante. Realizar una exhibición como esta en mi ciudad es algo único y ver cómo se ha volcado toda la gente ha sido algo emocionante.", ha confesado Sainz.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon