jueves, 18 agosto 2022

BYD lleva 1.000 D1 a México para trabajar como taxi eléctrico

La empresa mexicana Vemo ha realizado un pedido de 1.000 vehículos a la compañía china BYD para ampliar de forma considerable su flota de taxi eléctrico. Para ello se han decantado por el BYD D1, un modelo bastante conocido dentro del gremio. Y según afirma BYD, con la llegada de estos vehículos, Vemo contará con la flota de taxi eléctrico más grande fuera de China.

Tanto es así que la compañía china desarrolló este modelo en colaboración con la empresa de alquiler de automóviles DiDi, para funcionar como un vehículo de movilidad compartida. Sin embargo, con el paso del tiempo lo ha convertido en un taxi eléctrico, por el que se han interesado empresas como Uber. Muestra de ello es que en Chile van a funcionar otras 1.000 unidades de este BYD D1.

Un taxi eléctrico espacioso y funcional

Para que lo tengas en consideración, este BYD D1 es un vehículo compacto que mide 4,39 metros de largo. También mide 1,85 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Sin ser el vehículo más atractivo del mercado, lo cierto es que tampoco desentona, destacando su puerta trasera, que es corredera y facilita el acceso a sus plazas traseras. Como te habrás dado cuenta, hablamos en singular, porque esa puerta sólo está presente en el lado del acompañante. Vamos, que este BYD D1 es un vehículo asimétrico, como lo era el Hyundai Veloster.

El nacimiento del BYD D1, que funcionará como taxi eléctrico en México, arranca desde una clásica arquitectura con 2.790 milímetros de batalla. Sobre ella se ha colocado una batería con 53,5 kWh de capacidad, que es de fosfato de hierro y litio. Esta le procura una autonomía en ciclo NEDC de hasta 418 kilómetros. También alimenta a un motor ubicado en el eje delantero, el cual entrega un máximo de 154 kW de potencia (210 CV). Ahora bien, de forma constante se conforma con 100 kW (136 CV) y con 180 Nm de par motor.

Gracias a ello este BYD D1 es capaz de alcanzar una velocidad máxima que se ha limitado a 130 km/h. Además, esas baterías se pueden cargar de forma rápida a un máximo de 70 kW. Así alcanzan su máximo en cuestión de una hora.

Ahorran carbono como plantar un millón de árboles

Al haber sido desarrollado con tal fin, el interior de este BYD D1 es realmente espacioso y confortable. Se ofrecen generosas cotas para el hueco de las piernas de los pasajeros traseros, y una gran altura interior. Precisamente Vemo ha decidido instalar pantallas para los ocupantes posteriores y mesas reclinables en los respaldos de los asientos delanteros. Por si fuera poco, este taxi eléctrico también viene equipado con diferentes asistentes de conducción con nivel 2.

La empresa mexicana Vemo dijo que la llegada de estas 1.000 unidades del BYD D1 a su flota de taxi eléctrico, van a reducir las emisiones de carbono en 20.000 toneladas al año. Eso es similar a plantar un millón de árboles. Además de este BYD D1, Vemo también adquirió otros vehículos eléctricos de fabricantes de automóviles chinos, incluido el SUV BYD Yuan y varios autobuses Yuton, también ‘cero emisiones’.