viernes, 30 septiembre 2022

Bugatti Veyron Super Sport, una década siendo el descapotable más rápido del mundo

Bugatti presentó en 2012 la versión descapotable del Bugatti Veyron Super Sport. Semanas después el roadster batía el récord de velocidad para vehículos descapotales. El Bugatti Veyron Super Sport aún mantiene el récord de velocidad.

Bugatti Veyron Super Sport, 1.200 caballos de potencia

1.200 caballos en un roadster era una cifra impensable antes, de hecho este modelo establecía unos nuevos niveles de potencia y rendimiento para un roadster hace ya más de 10 años.

03BUGATTI 10y Vitesse Motor16


Un año más tarde, el extraordinario hiperdeportivo consolidó su estatus único en el mundo automotriz al alcanzar una velocidad máxima de 408,84 km/h, estableciéndose como el roadster de producción más rápido del mundo, un récord para vehículos descapotables que aún se mantiene.

Récord inalcanzable

El presidente de Bugatti Automobiles, Christophe Piochon, aún recuerda como el lanzamiento de este roadster fue una petición de los propios clientes de la versión coupé. Los clientes deseaban un descapotable que tuviera la misma cifra de potencia que el Veyron 16.4 Super Sport.

Bugatti Veyron Super Sport


El mayor desafío en lo que respecta al nuevo roadster fue lograr suficiente estabilidad de conducción a altas velocidades, evitar las turbulencias y asegurar la protección contra vuelcos y el techo desmontable del predecesor Veyron 16.4 Grand Sport. Retos a los que hasta ahora no se habían enfrentado los ingenieros de la firma.

Bugatti Veyron Super Sport, un reto para los ingenieros

Para ello la estructura del Veyron necesitaba ser reforzada a fondo, todo ello sin disparar el peso. Para lo cual se creó un techo desmontable de policarbonato que se descapotaba con extrema sencillez.
En el coupé el techo formaba parte de la estructura del coche y aseguraba su rigidez. Por ello la marca tuvo que reforzar el chasis monocasco del coche que aumentaran la rigidez torsional. Todo ello sin lastrar el peso final del coche y sin penalizar los niveles de seguridad del predecesor.

Bugatti Veyron Super Sport


Además, las puertas laterales del Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse están fabricadas en fibra de carbono y disimulan un soporte longitudinal integrado con pasadores que pasa la carga del pilar A al pilar B en caso de accidente, reduciendo la fuerza de impacto.

Vaya ‘motoraco’

El motor W16 de 8.0 litros genera 1.200 CV y permite que el Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse alcance una velocidad máxima de 410 km/h. En la conducción récord, realizada por el empresario y piloto de carreras chino Anthony Liu en 2013, se registró una velocidad de 408,84 km/h, con el techo abierto.
El predecesor del Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse, el Veyron 16.4 Grand Sport que contaba con 1001 CV, ya había permitido a los clientes experimentar una potencia fenomenal con la conducción descapotable. Pero el Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse amplificó la experiencia. Haciendo honor a su nombre, Vitesse, que se traduce como velocidad.

El aumento de 199 CV en comparación con el Veyron 16.4 Grand Sport se logró principalmente gracias a cuatro turbocompresores más grandes. Junto con nuevos intercoolers.