martes, 5 julio 2022

Bugatti entrega el primer Centodieci. Ya solo quedan nueve, a razón de 8 millones de euros la unidad

Se ha hecho esperar, pero la primera unidad del Bugatti Centodieci acaba de salir de la cadena de producción. No solo se trata de un ejemplar especial porque solo se fabricarán 10 unidades de este modelo, también lo es porque su pintura azul rinde homenaje al Bugatti EB110 de los años 90.

Cuando te espera una de las diez unidades que se producirán del Bugatti Centodieci, tener paciencia debe ser muy complicado. Los diez afortunados –y nunca mejor dicho– dueños de este exclusivo hypercar llevan mucho tiempo esperando que llegue el momento de estrenar su rapidísimo bólido francés.

El Bugatti Centodieci ha tardado tres años en llegar

Desde que la firma gala anunció que pondría a la venta esta serie limitada han pasado varios años. Para ser exactos tres. El Bugatti Centodieci vio la luz en agosto de 2019, el año en el que Ettore Bugatti hubiera cumplido 110 años. Desde entonces han sucedido muchas cosas en el mundo, pero en Bugatti han empleado buena parte del tiempo en el desarrollo de este modelo.

La puesta a punto del Bugatti Centodieci ha llevado al equipo de pruebas a recorrer más de 50.000 kilómetros en las carreteras de todo el planeta. Los modelos de desarrollo se han probado en condiciones de frío extremo y de calor sofocante, pero también han pasado muchas horas en el túnel de viento para afinar su aerodinámica.

16 cilindros en W y 1.600 CV

El resultado es uno de los coches de calle más salvajes de la historia. El corazón del Bugatti Centodieci es un motor W16 de 8.0 litros que desarrolla 1.600 CV, suficiente para alcanzar los 100 km/h desde parado en 2,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h. No es tan rápido como otros Bugatti, pero la firma de lujo promete que una experiencia única al volante.

Pues bien, después de todo este tiempo, el primer Bugatti Centodieci ha llegado a manos de su dueño. El resto de esta serie limitada se fabricará de forma paulatina, tanto que es muy poco probable que los otros nueve clientes que han comprado esta bestia de ocho millones de euros estrenen su coche antes de que acabe el año.

La relación entre el Bugatti Centodieci y el EB110

De momento, el Bugatti Centodieci que ha llegado a las calles ha conseguido dejar con la boca abierta a todo el mundo. Especialmente a los seguidores de Bugatti. Y es que, a diferencia de otras series limitadas de la marca, este Bugatti Centodieci en concreto rinde tributo al pasado reciente del fabricante francés.

Su propietario ha escogido el color azul Fabricca Blu oara decorar su carrocería, un tono idéntico al que lucía el Bugatti EB110 en 1990. El antepasado del Centodieci salió de la misma fábrica de Campogalliano hace más de 30 años y ya entonces su pintura era todo un homenaje al pasado de la firma, puesto que varios Bugatti de los años 20 y 30 compitieron con este color.

Un garaje de ensueño. Y muy caro

Además, las ruedas del primer Centodieci también son de color plata. Y no es casualidad. Su dueño también guarda en el garaje un Bugatti EB110 azul con las llantas de ese color, el que acompaña al Centodieci en las imágenes. Es la combinación con la que se dio a conocer el deportivo de los años 90. De ahí su importancia.

Por dentro, este Bugatti Centodieci también recuerda al EB110. Los revestimientos acolchados del túnel central y parte del salpicadero están decorados con un patrón de tablero de ajedrez. De la misma forma que los asientos, el techo, los paneles de las puertas y las alfombrillas, como en el EB110. Bugatti ha necesitado 16 semanas para dar forma a este interior, incluido un día dedicado exclusivamente a examinar cada milímetro de los asientos.

El Bugatti más moderno

Ahora solo queda que el dueño de este Bugatti Centodieci lo disfrute como se merece y no se limite a guardarlo en su garaje. En el momento de su entrega, Christophe Piochon, presidente de Bugatti Automobiles, comentó: “En Bugatti estamos orgullosos de haber completado y entregado el primer Centodieci, el último modelo de Bugatti. El Centodieci se basa en el exitoso linaje de 110 años de diseño y rendimiento excepcionales de Ettore Bugatti, al tiempo que revive la memoria de la historia reciente de la marca”.

Piochon también tuvo palabras para el Bugatti EB110: “El EB110, construido por Romano Artioli en Italia, fue un paso crucial para el restablecimiento de Bugatti en 1998. Después de dos años de desarrollo incesante, hemos refinado el Centodieci al estándar que nuestros clientes esperan de todos los modelos de Bugatti. Nuestros diseñadores e ingenieros vierten la misma pasión y deseo de perfección en las series limitadas de la marca y en las unidades de producción en serie de Bugatti”.