sábado, 28 mayo 2022

Bugatti Baby II. Un Type 35 a escala

El Bugatti Baby II está expuesto en la 5ª planta de Harrods (Londres). Está personalizado en consonancia al gran almacén londinense, pintado con un verde Williams Green en el exterior y con el interior en Brun Cavalier.

Todo esto comenzó aquel día de 1926 en el que Ettore Bugatti decidió construir un Type 35 a escala 1:2 para el cuarto cumpleaños de su hijo Roland. Aquel coche, lejos de pasar desapercibido, tuvo un gran éxito y se estuvo produciendo hasta 1937.

Casi 100 años después y con el 110 aniversario de la marca como motivación, los franceses se han decidido junto a The Little Car Company a producir 500 unidades del Type 35 con una escala del 75%, todas ellas hechas a mano. La empresa británica es especialista en este tipo de diseños y ya nos ha dejado ver en el pasado réplicas como el Aston Martin DB5 Junior.

Si bien te decides a comprar uno de estos minicoches por un precio superior a los 30.000€, tendrás una invitación para visita en exclusiva la fábrica donde se ha creado esta réplica.

Cada uno de los 500 modelos que han sido puestos a la venta han llevado a los constructores más de 200 horas de trabajo.

Aunque sean réplicas de un coche de 1926, el motor del Baby II será eléctrico. Estos modelos tendrán tracción trasera y frenos hidráulicos de altas prestaciones. A su vez, tendrá varios modos de conducción que el piloto podrá seleccionar. Con el Base podrá llegar a los 20 km/h, mientras que el Experto está limitado a 45. No obstante en los acabados Vittesse y Pur Sang – excluyendo únicamente al Base – se podrá activar un botón de velocidad que podría hacer que alcance los 70km/h.

A pesar de sus grandes prestaciones en relación a su tamaño, recordemos que hace el 0-60 en tan solo 6 segundos, el coche no podrá ser conducido por carreteras al no cumplir con las reglamentaciones.