jueves, 18 agosto 2022

Brabus mete mano al nuevo Mercedes-Benz Clase C

Si el nuevo Mercedes-AMG C43 4Matic te parece demasiado ostentoso y deportivo para tus necesidades, no hace falta que te esperes a la prometedora versión AMG C63 4Matic+. Porque estará un par de pasos por delante en todos los aspectos. Si ese es el caso, ahora puedes apostar por la última creación de Brabus, que toma como punto de partida el nuevo Mercedes-Benz Clase C.

Bautizado con el nombre de Brabus B30, este preparador lo ofrece tanto con carrocería sedán de cuatro puertas, como familiar. Y también para las versiones C300 y C300d… por el momento.

Brabus lo ha creado sobre los C300 y C300d

Brabus B30 Estate. Imagen estática trasera.

Comenzando por el apartado visual, los nuevos Brabus B30 se benefician de un sensacional y completo kit aerodinámico que va un paso más allá al de las unidades equipadas con el paquete opcional AMG Line. En realidad Brabus lo ha concebido para ser colocado en estas versiones. Y todos esos componentes encajan a la perfección.

Delante estos Brabus B30 lucen un nuevo splitter que llega hasta sobresalir por los laterales. Este no es meramente estético, sino que ha sido creado para reducir la elevación del eje delantero de estos Clase C. Y además casan a la perfección con las nuevas rejillas creadas para las tomas de aire originales.

Cuatro escapes como los usados por el C63 con el V8

Brabus B30. Imagen detalle trasera.

El especialista de Bottrop también ha instalado una parrilla al más puro estilo Panamericana y luces LED adicionales para la parte inferior del paragolpes. Si nos fijamos en su parte trasera, aquí estos Brabus B30 estrenan un nuevo sistema de escape con cuatro terminales con un diámetro de 90 milímetros. Estos presentan un acabado en cromo negro, que nada tiene que envidiar a los del anterior Mercedes-AMG C63 con el corazón 4.0 V8 Biturbo. En su zaga también hay un discreto alerón trasero y los pertinentes emblemas identificativos.

Todos aquellos que apuesten por equipar este kit aerodinámico en su Mercedes-Benz Clase C, tendrán la oportunidad de elegir entre un amplio catálogo de llantas concebidas por Brabus. Y es que se ofrecen en 18, 19 o 20 pulgadas, además de calzadas con neumáticos Continental, Pirelli o Yokohama. El cliente decide. Ahora bien, Brabus ha elegido para estas dos unidades su modelo Brabus Monoblok Z, que tienen 19 pulgadas en el caso del B30 Estate y 20 pulgadas en el caso del B30 Sedán. Y todo casa a la perfección con unos muelles deportivos que son mas firmes que los originales y que rebajan la altura libre al suelo entre 20 y 30 milímetros.

Dicretos detalles interiores con el sello Brabus

Brabus B30. Imagen interior.

Brabus no se ha quebrado la cabeza con el interior de sus nuevos B30, para los que ofrece los habituales pedales de aluminio, las alfombrillas con los emblemas de la marca, placas metálicas para los pasos de puertas… Y si el cliente busca un extra de singularidad, siempre podrá apostar por los tapizados disponibles en su gama de opciones.

Donde Brabus también ha trabajado es bajo el capó. Y es que para los C300 y C300d ha ideado una gestión electrónica bautizada como PowerXtra.

Extra de energía para los C300 y C300d

Brabus B30. Imagen estática frontal.

Como sabrás, tanto los C300 como los C300d utilizan un motor de dos litros y cuatro cilindros que originalmente se conforman con 258 y con 265 CV de potencia respectivamente. También erogan 400 y 550 Nm de par motor. Y ambos se acompañan de un sistema híbrido ligero de 48 voltios con el que consigue en España la etiqueta ECO de la DGT. Eso y que además permite inyectar 15 kW (20 CV) y 200 Nm de par motor en momentos puntuales. Gracias a esa nuevo módulo PowerXtra, los C300 llegan a proporcionar 300 CV de potencia y 450 Nm de par motor. Por su parte las versiones diésel llegan a los 310 CV de potencia y los 600 Nm de par motor. Lo que no está nada mal.

A España tanto C300 como C300d llegan exclusivamente y por el momento con un sistema de propulsión trasera. Pero los 4Matic, que ya están disponibles en otros mercados, lo harán más adelante. Y siempre acompañados de un cambio automático 9G-Tronic.

Los Brabus B30 casi tan rápidos como un C 43 4Matic

Brabus B30. Imagen estática trasera.

Según el especialista de Bottrop su Brabus B30 de gasolina requiere de 5,8 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, lo que son dos décimas menos que un Mercedes-Benz C300. Por su parte un Brabus B30 diésel demanda 5,6 segundos, que es una décima menos que un Mercedes-Benz C300d. En cuanto a la velocidad máxima no hay sorpresas, porque ya estas versiones llegan a los 250 km/h antes de pasar por las manos de este preparador.

Y no se quedan muy lejos de los registros que consigue el nuevo Mercedes-AMG C43 4Matic. Y es que esta versión con 408 CV de potencia y 500 Nm de par motor también tiene limitada la velocidad máxima a 250 km/h. Ahora bien, requiere de 4,6 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, gracias en parte a su sistema de tracción total.

El especialista alemán no ha desvelado los precios de estas mejoras concebidas para el nuevo Mercedes-Benz Clase C, pero seguro que sumando todas ellas no llegan a lo que cuesta el mencionado Mercedes-AMG C43 4Matic, que en España parte en 89.000 euros. Pero ojo porque estas joyas no son baratas, porque un Mercedes-Benz C300 arranca en 56.912 euros, mientras que un Mercedes-Benz C300d lo hace desde los 62.544 euros.