sábado, 4 febrero 2023

Borgward BX7. Se comienza a desvelar lo que hay bajo su carrocería

En el pasado Salón de Fráncfort tuvimos ocasión de conocer al Borgward BX7, un crossover de 4,7 metros de longitud que supone el resurgir de una marca alemana tras 54 años de ausencia. Su nacimiento ha sido posible gracias a la inyección de capital del fabricante chino Foton Motor, y es por ello que al primer mercado donde llegará este Borgward BX7 será precisamente china, país donde también se fabricará, por lo que sus costes de producción serán menores y en un futuro, cuando llegue a Europa, podremos difrutar de un crossover de calidad a un precio bastante razonable.

Aunque su estética puede recordarnos a algunos todocamino que ya se encuentran en el mercado, en realidad este BX7 ha nacido desde cero y como hemos dicho, mide 4,7 metros de largo, lo que vienen a ser cuatro centímetros más que un BMW X3 por poner un ejemplo. En su equipamiento no faltarán elementos como los faros delanteros Full LED.

Interior para hasta siete ocupantes

En el habitáculo se aprecian elementos de calidad como son los tapizados en cuero, mientras que presentará la posibilidad de acoger en su interior a siete ocupantes distribuidos en tres filas de asientos. Bien es cierto que mirando las imágenes hay que decir que no han pensado mucho en donde meterán los pies los ocupantes de esa tercera fila, pues el asiento está completamente pegado el piso del vehículo, además que no se aprecia la posibilidad de poderse esconder bajo un doble fondo, por lo menos en esta unidad, todavía a modo concept.

Eso sí, el puesto de conducción contempla una generosa pantalla central táctil de 12,3 pulgadas desde la que manejar la radio, los sistemas multimedia, la navegación y que suma conectividad con nuestro smartphone y diferentes App específicas.

Gasolina e híbrido

Cuando fue presentado en Fráncfort no confirmaron los propulsores que ofrecerá este nuevo crossover, del que finalmente sabemos que estrenará un propulsor 2.0 Turbo de gasolina y con cuatro cilindros que genera una potencia de 224 y un par máximo de 300 Nm (el 2.0 TFSI de un Audi Q5 entrega 225 CV y 350 Nm de par máximo por poner un ejemplo). Según Borgward, su BX7 añade un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas, además de una caja de cambios automática de doble embrague, sin especificar el número de relaciones. Según afirman, será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 10 segundos y superará los 200 km/h de velocidad punta.

Aquí no acaba la cosa, pues lejos de ofrecer una versión diésel, Borgward apuesta por un sofisticado híbrido que añade al propulsor antes mencionado otra segunda unidad eléctrica capaz de elevar la potencia final hasta los 400 CV cuando trabajan de forma conjunta. Sus baterías de ión-litio se podrán recargar en un enchufe doméstico, por lo que hablamos de una versión plug-in que podrá recorrer hasta 55 kilómetros en modo completamente eléctrico.