jueves, 6 octubre 2022

Bollinger ya tiene listo su primer camión eléctrico

Han pasado más de cuatro años desde que hablamos por vez primera de la firma americana Bollinger. Y estos aún no ha comenzado con las primeras entregas de sus esperados B1 y B2, sensacionales todoterreno con aspecto clásico, totalmente eléctricos y con prometedoras especificaciones off-road. Aún así, Bollinger ahora nos sorprende con su tercer modelo, muy diferente a los antes mencionados.

Ante tus ojos tienes el nuevo Bollinger B4, que no es otra cosa que un camión totalmente eléctrico que se engloba en la Clase 4. Pero esto es una normativa de peso y dimensiones que afecta a los vehículos en Estados Unidos.

Bollinger lanza un modelo muy diferente a los anteriores

«El diseño de la cabina hacia adelante es un cambio radical con respecto a nuestros conceptos anteriores», dice Robert Bollinger, fundador y director ejecutivo de Bollinger Motors. «Y eso es a propósito. Escuchamos a nuestros clientes comerciales y desarrollamos lo que necesitan para lograr la máxima eficiencia». Es más, hace algún tiempo también presentaron su Bollinger Deliver-E, una furgoneta eléctrica con la que querían atraer la atención de gigantes del comercio digital.

Según afirma la compañía americana, el diseño de la cabina de su Bollinger B4 permite ofrecer una extraordinaria visibilidad. Pero también permiten disponer de un gran espacio de carga, así como de un radio de giro muy contenido.

Ofrecerá hasta 320 kilómetros de autonomía

Bollinger B4. Imagen estática.

«El diámetro de giro de 41 pies (12,5 metros) del B4 será mejor que el de cualquier camioneta con distancia entre ejes comparable, lo que mejorará la dinámica de conducción tanto en entornos rurales como urbanos», dijo Kent Harrison, director de productos de Bollinger Motors. Y es que para que lo tengas en cuenta, un Volvo XC90 tiene un diámetro de giro de 12,2 metros. Y este SUV sueco mide 4,95 metros de largo.

En su chasis de largueros se ha instalado un revolucionario eje trasero sólido denominado e-drive, el cual se ha concebido para camiones ligeros. Aquí también se instala su motor eléctrico, mientras que las baterías se ubican en posición central. Estas son totalmente modulares, tienen tecnología de 800 voltios y se ofrecerán con tecnología de fosfato de hierro y de litio. Bollinger dice que de esta manera se puede adaptar a cualquier necesidad y que cada módulo de batería ofrecerá una autonomía de hasta 160 kilómetros. Y puede llevar hasta dos de esos módulos.

Tras este B4, Bollinger lanzará futuros B5 y B6

Bollinger B4. Imagen cadena de montaje.

Su camión eléctrico también puede acogerse a una ayuda fiscal para vehículos eléctricos en el otro lado del océano. De esta manera se espera una ayuda de hasta un 30%, de forma que podría estar a la venta con un precio que rondará los 40.000 dólares.

Tras la presentación de este Bollinger B4, la compañía americana quiere continuar con su expansión de gama. Tanto es así que se espera el lanzamiento de futuros modelos para la Clase 5 y Clase 6.

«Bollinger Motors ha estado desarrollando camiones totalmente eléctricos de servicio mediano desde 2015», dice Bryan Chambers, director de operaciones de Bollinger Motors. «Nuestro extenso desarrollo de ingeniería y cadena de suministro Clase 4, 5 y 6 significa que nuestros camiones comerciales están en la vía rápida hacia la producción».