jueves, 2 febrero 2023

Bollinger patenta sus dos grandes puntos fuertes

La compañía Bollinger ha conseguido patentar su pasillo central y su portón delantero, dos de los elementos que hacen que este SUV y esta pick-up eléctricas sean únicas.

Empezando por el pasillo central, se trata de un espacio que recorre todo el largo del coche por el centro del coche, desde el frontal hasta la parte trasera, y que permite de esta manera introducir elementos que sean igual de largos que el coche. En el caso del SUV B1, podremos meter objetos de hasta 4 metros de largo, mientras que en la pick-up B2, el largo total es de 4,9 metros. A esto se ha de sumar que si precisamos de un poco más de espacio solo tenemos que bajar la portezuela típica de las pick-up y contaremos con ese espacio extra.

Motor16

Espacioso y funcional por todos lados

Pero no solo ha conseguido patentar esto, en la parte delantera, en lo que es conocido como el compartimento del motor de toda la vida, la parilla delantera se abre igual que la puerta trasera de una pick-up, permitiéndonos almacenar aquí también hasta 243,5 litros extra. Para el acceso también se levanta el capó, y tenemos una puerta con cerradura que separa el interior del habitáculo de este lugar, por lo que nada saldrá despedido hacia adentro, pero si queremos acceder a este lugar desde dentro podremos hacerlo a través de esa puerta. Además, cuenta con cuatro enchufes eléctricos, por lo que es genial para poder utilizar herramientas o poner una nevera, por ejemplo.

Motor16

En cuanto a las prestaciones de ambos modelos, la B1 y la B2 cuentan con dos motores eléctricos que producen una potencia combinada de 623 caballos y un par motor de 906 Nm. Con esto, ambas presumen de poder pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,5 segundos. Bajo el coche encontramos un paquete de baterías de 120 kWh aproximadamente, con lo que la autonomía nos permite recorrer hasta 322 km.