sábado, 28 enero 2023

Bollinger B1 y B2. Estos son los de producción

Aunque ya los teníamos bien vistos, el B1 y el B2 de Bollinger Motors se presentan ahora en una forma diferente; como vehículos de producción.

Cambios que mejoran la comodidad

Una vez les echas un vistazo los reconoces de inmediato, ya que todo sigue en su sitio a simple vista. Sin embargo, si miras con detalle te darás cuenta de que sí que hay algún que otro cambio.

1 r5i34avF80mLc Motor16

Por ejemplo, en el caso del SUV B1, los diseñadores han movido la altura de las ventanillas y desplazado el pilar B hacia adelantepara mejorar el acceso y salidas de los ocupantes de las plazas posteriores. También se han deshecho de las ventanillas correderas laterales para poner unas de bisagra manuales.

En cuanto a las ventanillas en sí, estas son ahora más altas que antes, lo que compensa la subida que han hecho en cuanto a la línea del coche, que tiene ahora más cantidad de puerta en chapa, por lo que se ha aumentado la altura de las ventanillas para compensarlo.

Pero no acaban aquí los cambios, en el frontal se ha logrado colocar un radiador de menor tamaño de lo esperado tras el paragolpes delantero, por lo que ahora los diseñadores han podido ensanchar el maletero delantero, con lo que las luces se han movido un poco más hacia los extremos del coche. Para mantener la simetría en la zona posterior, los pilotos traseros se han desplazado también hacia los extremos.

Cambios en la pick-up

Los cambios en la pick-up B2 son los mismos que en el SUV, pero hay uno que es exclusivo e importante de la camioneta. Ahora, la caja o cama de carga es independiente respecto a la cabina, por lo que podremos sustituirla de manera mucho más sencilla si se diera la ocasión y también permite crear versiones comerciales con mucha más facilidad.

2 r5i34avF80mLc Motor16

La potencia y prestaciones siguen siendo las mismas, con dos motores eléctricos que generan 623 caballos de potencia, tracción a las cuatro ruedas y una autonomía de más de 322 kilómetros.

El punto negativo sigue siendo su precio, ya que Bollinger pide por cada uno nada menos que 125.000 dólares; lo que equivale a unos 102.450 euros.