domingo, 2 octubre 2022

Bentley Fliying Spur Speed, cuando la esencia del lujo y la conducción viajan de la mano

El Bentley Fliying Spur Speed Fliying Spur será el último modelo de la firma británica Bentley que albergará el mítico propulsor W12, toda una declaración de intenciones en el que está llamado a ser uno de los iconos de la firma británica. Un modelo que se suma a la familia de los grandes GT creados por la firma inglesa.

Bentley Fliying Spur Speed Fliying Spur, personalizado al detalle

Con miles de posibilidades de configuración y personalización para este Bentley, este modelo nace con la premisa de satisfacer el más mínimo detalle de sus compradores mucho más que un traje a medida. Todo ello sin dejar de lado sus altas prestaciones al volante, pues no podemos olvidar que se trata de un GT purasangre.

FlyingSpurSpeed 9 Motor16


Este Bentley llega para sumarse a la gama de modelos, compuesta por Continental GT y Bentayga existente. El Flying Spur Speed es el modelo de rendimiento máximo y, junto con el Flying Spur Mulliner, es el automóvil de elección si un cliente desea un Flying Spur W12. El Flying Spur W12 estándar dejará de producirse en mayo de este año.

Bentley Fliying Spur Speed Fliying Spur, más allá del S

El Flying Spur Speed se encuentra en un escalón superior del modelo S y cuenta con 85 CV adicionales y 130 Nm más de par motor, lo que ofrece una mejora de 0,4 segundos en el 0-100 y un aumento en la velocidad máxima de hasta 333 km/h. Esto reafirma su posición superior.

Con dirección electrónica en todas las ruedas, tecnología Torque Vectoring by Brake y Bentley Dynamic Ride de serie. La agilidad iguala el rendimiento del motor W12 biturbo de 6,0 litros y 626 CV.
Las señales familiares de estilo exterior de Speed son evidentes con acabados oscuros en las parrillas delanteras, los faros delanteros y las luces traseras, y las insignias de Speed en el alerón inferior.

La exclusiva llanta Speed de 22” es estándar, con acabados que incluyen Dark Tint, Gloss Black y plateado. También está disponible una segunda rueda opcional de diseño deportivo de 22” en Gloss Black o Pale Brodgar Satin.

FlyingSpurSpeed 2 Motor16


El Flying Spur Speed también incluye tapas de llenado de combustible y aceite en aluminio. Para aumentar deportividad, tiene también splitter delantero de fibra de carbono, faldones laterales, difusor trasero y un sutil alerón en la tapa del maletero. Todo ello combinable con la especificación Blackline.

Muy especial por dentro

En el interior podemos elegir de cinco a 15 colores de cuero con acabado en Piano Black como estándar, y Crown Cut Walnut, Dark Stained Burr Walnut o Dark Fiddleback Eucalyptus.
En el cuadro de instrumentos del conductor disponemos de nuevos gráficos de infoentretenimiento, inspirados en los cronógrafos de lujo. El lujo es máximo con la espectacular comodidad de los asientos delanteros y traseros de serie, que incluye ajuste de 24 posiciones para los asientos delanteros y de 14 los traseros. Todos incluyen calefacción, ventilación, masaje y dos posiciones de memoria. Disponemos también de pedales deportivos, insignias y emblemas Speed y estribos interiores y exteriores iluminados.

Propulsor W12 en fin de vida

El motor W12 de 626 caballos y 664 Nm de par, le permiten pasar de 0 a 100 km/h en 3.8 segundos, con una velocidad máxima de 333 km/h.
Usa la misma transmisión de doble embrague ZF de 8 velocidades que el Continental GT para una aceleración suave y refinada. Cambios de marcha más rápidos y una mejor economía de combustible.

Todo ello combinado con un sistema de tracción integral que manda la potencia al eje trasero o al delantero en función de las circunstancias.

FlyingSpurSpeed 5 Motor16


La distribución del par varía según el modo de dinámica de conducción seleccionado. En los modos comfort y normal, el sistema enviará hasta 480 Nm de par motor al eje delantero para ofrecer mayor agarre y facilidad de conducción. En Sport, el sistema limita el par disponible en el eje delantero a 280 Nm. Manteniendo un nivel de par más alto en la parte trasera para una sensación más dinámica. El par también se gestiona en cada eje mediante un sistema de vectorización de par por freno.

Mejoras mecánicas

La dirección electrónica en todas las ruedas es estándar, lo que mejora la estabilidad a velocidades de carretera y la maniobrabilidad en la ciudad. Durante las maniobras a baja velocidad, el sistema gira las ruedas traseras en dirección opuesta a las ruedas delanteras. Esto tiene el efecto de acortar la distancia entre ejes, reducir el radio de giro, aumentar la agilidad y facilitar notablemente el estacionamiento.
Durante las maniobras a alta velocidad, el sistema gira las ruedas traseras en la misma dirección que las ruedas delanteras, aumentando la estabilidad y haciendo más seguros los adelantamientos y cambios de carril. La dirección electrónica en las cuatro ruedas significa que no hay compromiso entre la confianza a alta velocidad y la comodidad a baja velocidad.