Continental GT3-R, el Bentley más brutal de la historia
4.0 V8 Y 580 CABALLOS

Continental GT3-R, el Bentley más brutal de la historia

Bentley ha hecho oficial su modelo más radical fabricado hasta la fecha y que es capaz de circular por carreteras abiertas. Sólo se fabricarán 300 unidades de este Continental GT3-R con un motor 4.0 V8 Biturbo de 580 CV.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

19 de Junio 2014 12:02

Comparte este artículo: 5 0

Ya se conoce, pero el Bentley Continental GT3-R se presentará de manera oficial en el festival de Goodwood. Allí se podrá contemplar el modelo de Crewe más radical jamás fabricado hasta la fecha, pues para su creación se han inspirado en nada menos que en los vehículos del campeonato GT3.

Motor de origen Audi

Comencemos por descubrir lo que esconde bajo el capó delantero. Ahí encontramos un propulsor de origen Audi, justo el mismo que llevan los S6, S7, S8, RS6, RS7... Pero también el que impulsa a los Bentley Continental GT y GTC V8 y V8S. Precisamente este último, el Bentley Continental GTC V8 S ya lo probamos en Motor16 y proporciona una potencia de 528 CV, extraídos de este bloque 4.0 V8 Biturbo. Sin embargo en este Continental GT3-R esa potencia escala hasta los 580 CV gracias a diversas modificaciones en la electrónica y en sus dos turbocompresores. De esta manera se convierte en el 4.0 V8 más potente, pues en los Audi RS6 y RS7 eroga 560 CV. También el par máximo escala de los 680 a los 700 Nm. Sin embargo no es el propulsor más potente que utilizan los Bentley Continental, ya que los Speed mantienen el imponente 6.0 W12 Biturbo capaces de proporcionar nada menos que 635 CV de potencia.

Aún así, este 4.0 V8 Biturbo se combina con una caja de cambios automática ZF con 8 relaciones, las cuales se han acortado para darle más viveza al conjunto. Es por ello que este Continental GT3-R es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,8 segundos, cuando un Continental GT Speed necesita 4,2. Pero también es verdad que esa octava velocidad también se acorta, por lo que su velocidad punta es de "sólo" 273 km/h, cuando el mencionado Speed vuela hasta los 331 km/h.

100 kilos menos

También es cierto que este Bentley Continental GT3-R está ideado para disfrutar al volante y ofrecer sensaciones nunca antes experimentadas en otro modelo de Crewe. Para ellos los ingenieros de Bentley también han trabajado en el peso del conjunto, creando numerosas piezas en fibra de carbono, así como eliminando los asientos traseros o dotándolo de dos asientos delanteros fabricados en carbono. Por su parte, el sistema de escape es de titanio y pesa 7 kilos menos que un sistema convencional. Con todo ello se han conseguido ahorrar 100 kilos para dejar el peso final en los 2.270 kilos, lo cual tampoco es un récord. Eso sí, un Continental GT V8 S tiene una relación peso/potencia de 4,47 kg/CV, mientras que éste presume con sus 3,91 kg/CV.

Como no podía ser de otra manera, opta por el sistema de tracción a las cuatro ruedas, que por primera vez suma la vectorización del par motor para ofrecer una dinámica mucho más ágil. Para ello también ofrece un ESP menos intrusivo y unas suspensiones con un toque más radical, eso sí, dentro de los márgenes que permite Bentley.

Incluso frenos cerámicos

Los neumáticos también son específicos, es decir, de altas prestaciones y van montados sobre unas llantas negras de 21 pulgadas. Sus dimensiones son 275/35 R21. Tras ellos encontramos un imponente equipo de frenos compuesto por cuatro discos carbocerámicos. Los delanteros tienen 420 milímetros de diámetro, mientras que los traseros son de 356 milímetros. Curioso el dato dado por Bentley y que asegura que en una deceleración, dicho sistema de frenos genera una energía de hasta 10 megajulios, potencia que consume un hogar medio durante seis horas (imagina si fuera híbrido...).

La estética también se ha tenido en cuenta y los 300 Bentley Continental GT3-R, por cierto todos ellos fabricados a mano, se pintarán en color Blanco Glaciar y contarán con diferentes adhesivos en el clásico Verde Racing de la marca. No faltan nuevos alerones de fibra de carbono, el trasero fijo, tomas de refrigeración en el capó...

Por dentro sólo encontramos dos asientos tapizados eso sí en cuero y con el típico diseño de diamante, no obstante no hay que olvidad que hablamos de Bentley. También hay numerosas piezas fabricadas en fibra de carbono.

Su precio es una incógnita pero los 300.000 euros casi están asegurados por cada una de estos Continental GT tan especiales y que serán entregados a sus clientes, que ya pueden reservarlos, a finales de este mismo año.

Artículos recomendados

Sigue Motor16