viernes, 30 septiembre 2022

¿Azul? Este Ferrari F40 no es rojo, pero ha sido igual de caro

El color rojo es el color tradicional usado por Ferrari en sus coches de competición. Por eso se ha convertido en el color inconfundible para adornar la carrocería de cualquier modelo de la firma de Maranello. Y también el más demandado. No solo en la actualidad, sino también antaño, tanto es así que todos y cada uno de los Ferrari F40 que salieron a finales de los años '80 de fábrica italiana contaban con una carrocería en color Rosso Ferrari.

Cierto es que por ahí te puedes topar con unidades en color amarillo, blanco, negro… e incluso azul, pero todos ellos han adquirido esa nueva tonalidad a posteriori. Todas no, porque el Sultán de Brunei encargó unos cuantos F40 en su día pintados originalmente de fábrica en otros colores diferentes al rojo, pero fueron los únicos. ¿Quién le diría que no?

Vendido por medio de Bonhams

Un claro ejemplo de ello es el único Ferrari F40 de color azul que existe en el mundo y que hasta hace unos pocos días era propiedad del YouTuber y fotógrafo Sam Moores. Y es que ha cambiado de manos por medio del canal The Market de la casa de subastas de Bonhams. Lo ha hecho por la escalofriante cifra de 1.000.500 libras, que vienen a ser como 1.160.000 euros al cambio actual, lo que deja patente que un F40 no ha de ser rojo para ser extremadamente caro.

1 M7iJg2BLE1t0k Motor16

Esta maravilla que salió de Maranello en el año 1989 (se inscribió en Ginebra en julio de 1989) ha tenido una vida bastante ajetreada, porque hace casi 20 años que fue enviado directamente a Japón (en 2004), donde los especialistas de Liberty Walk le metieron mano hasta el punto de cambiar el original Rosso Corsa por el color blanco, sin pasar por alto el detalle de que lo convirtieron en un F40 con especificación LM (lo hicieron en 2010). Posteriormente el vehículo llegó a Reino Unido (en 2014) por medio del exclusivo concesionario Joe Macari Performance Cars, quien lo puso a la venta. Moores se interesó por el vehículo, pero lo prefería con las especificaciones originales y sin ser ni blanco, ni rojo… Lo quería azul. Pero lo curioso es que esta azul no es de Ferrari, sino de Porsche y se llama Aqua Blue.

Una obra de arte, aún en color azul

Hacerlo se convirtió en toda una obra de ingeniería, tanto es así que este F40 fue enviado a los expertos de Carrozzeria Zanasi en Maranello. Y es que este carrocero especializado en los modelos de la firma del 'cavallino rampante' comenzó a colaborar con Ferrari en el año 1964 y a día de hoy tiene incluso la potestad para certificar un Ferrari como 'Ferrari Classiche'. Y por si no fuera suficiente son quienes se encargan de dar color a creaciones únicas como los Ferrari F12 TdF o Ferrari LaFerrari.

2 M7iJg2BLE1t0k Motor16

Esta maravilla de la ingeniería se encuentra en excelentes condiciones y su 2.9 V8 Biturbo con 478 CV de potencia y 577 Nm de par motor ha sido revisado por última vez en junio de este mismo año con 25.975 kilómetros. Incluso mantiene las llantas originales Speedline de 17 pulgadas, calzadas con los neumáticos Pirelli P Zero correctos para la época, además de que su interior luce como recién salido de fábrica.